Talento… no te vayas !!

Son ya varias las conferencias y foros a los que he asistido en los que profesionales de primer nivel hablan de la importancia de identificar y retener el talento en las organizaciones. Estoy totalmente de acuerdo con ellos.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE), también conocida como Responsabilidad Social Corporativa (RSC), considera el equipo humano como un grupo de interés clave para cualquier organización que quiera perdurar en el tiempo.

Muchas empresas, principalmente pymes, están focalizadas en el día a día sin dedicar un tiempo a pensar en el organigrama funcional, en cómo están asignadas las responsabilidades entre los miembros a todos los niveles. Tampoco encuentran el espacio necesario para indagar dentro de la propia organización y encontrar personas talentosas, que las hay, diamantes en bruto que les podrían solucionar muchos problemas sin necesidad de buscar ayuda exterior.

Seguramente la mayoría no lo hacen porque carecen de la estructura necesaria. Lo más probable es que no dispongan de un departamento de RRHH y que estas funciones recaigan por ejemplo en el responsable de administración o financiero, que está por otras batallas.

Es la eterna discusión, el pez que se muerde la cola: “necesito invertir tiempo en pensar cómo administrar mejor el día a día pero el propio día a día no deja tiempo para pensar…”

Mientras tanto, ¿qué está ocurriendo dentro de casa? Muy sencillo: que las personas con talento, si no lo pueden poner en práctica o ven que reconocerlo no forma parte de la estrategia de la empresa, entonces poco a poco se irán desmotivando y acabarán considerando que están allí de paso. A la mínima oportunidad se esfumarán.

Y no hablo solo de profesionales mega-inteligentes y multi-titulados, me refiero también (y sobretodo) a personas de cualquier nivel funcional. Un operario de planta, un administrativo, un mozo de almacén también pueden ser personas con talento. Ellos saben mejor que nadie cómo hacer bien su trabajo y cómo se podría mejorar. Solo están esperando a que alguien se lo pregunte. Si además son personas empáticas y de reconocida profesionalidad, entonces sin duda son serios candidatos.

La solución es simple, es solo un tema de prioridades. Si identificar, cuidar y retener el talento es un tema prioritario para una organización, entonces seguro que encontrará el espacio adecuado para cultivarlo y obtener jugosos frutos. Es barato y muy rentable. El talento llama al talento. Las empresas que lo miman, atraen a más profesionales de primer nivel sin necesidad de realizar un gran esfuerzo económico. No podemos pensar en retener el talento a golpe de talonario, sin ofrecer nada más como por ejemplo un plan de carrera, formación, reconocimiento, etc. Tampoco sirve escudarse en la crisis para pensar que los buenos se quedarán por miedo a la incertidumbre. Es cuestión de tiempo y mientras tanto no esperemos que saquen lo mejor de sí mismos.

Propuesta de acción:

  1. Busca o propón en tu organización un espacio de tiempo como mínimo una vez al mes para reunir a personas de distintos departamentos y niveles funcionales.
  2. En esta reunión, los asistentes deben poder aportar y debatir ideas de cualquier índole encaminadas a la mejora de las tareas y funciones. No te imaginas el efecto ultra-motivador que puede tener el simple hecho de ver que la idea de uno es tomada en consideración.
  3. Conviene que exista una persona que prepare y coordine la reunión, tomando nota de las propuestas y canalizándolas hacia los departamentos que corresponda.  Para preparar una reunión altamente efectiva, puedes consultar el dosier práctico Comunicación eficaz, gratuito con la suscripción a la newsletter.

– See more at: http://davidquesada.org/talento-no-te-vayas/#sthash.osDKr3Wi.dpuf

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] muchas ocasiones las dinámicas o proyectos gamificados permiten sacar a la luz un potencial y un talento que quizás ni las propias personas antes conocían. Explorar nuevas formas de actuar y de pensar […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *