Entradas

El Emprendimiento Corporativo funciona

Recientemente he asistido a la presentación del Informe de la AED (Asociación Española de Directivos) “Emprendimiento Corporativo: Innova y crece con el potencial de tus empleados” y he podido comprobar gratamente cómo hay cada vez más empresarios y directivos de organizaciones de cualquier tamaño que apuestan por un modelo de gestión que funciona y aporta beneficios a todos los niveles: económico, social y medioambiental (la triple cuenta de explotación).

El informe ha sido elaborado por un grupo de nueve directivos de los cuales tres de ellos lo presentaban en el acto celebrado en la sede de Pimec en Barcelona, moderado por David Giménez director ejecutivo de Pimec, quién destaca la importancia de llevar a cabo este tipo de iniciativas como la mejor prueba de su eficacia sobretodo para las pymes que constituyen la mayor parte de nuestro tejido empresarial.

Fernando Mazón, director general del Grupo MH, pone énfasis en el hecho de que todo debe empezar desde el máximo directivo. No puedo estar más de acuerdo, ya que este es el factor clave del éxito o del fracaso en la implantación de este tipo de acciones. Si la alta dirección no se lo acaba de creer, difícilmente funcionará. Ésta debe favorecer la creación del espacio para que se pueda desarrollar el potencial interno (espacios físicos, medios tecnológicos, tiempo, etc.) y además predicar con el ejemplo en el día a día.

Andrea Martinelli de la multinacional Schneider Electric y anteriormente en 3M, pone como ejemplo la dedicación de una parte de la jornada a participar en grupos de mejora y de generación de ideas que después se podrán materializar en nuevos productos y servicios. Ellos incluso dedican parte de este tiempo al desarrollo de proyectos personales de empleados, lo que permite en muchos casos encontrar sinergias con el ámbito de la empresa. Esto es debido a que el empleado motivado e identificado con la empresa la integra en su actividad cotidiana más allá de la propia jornada laboral. De este tipo de iniciativas nació por ejemplo el famoso Post-it (3M) o también servicios como Google News o Gmail de Google.

Ricard Ramos de Polinter, destaca la necesidad de aplicar este tipo de iniciativas también en empresas pequeñas como la suya. Con la ayuda de las nuevas tecnologías resulta mucho más fácil. A ellos les funciona.

Por último, Montserrat Sanahuja de Nestlé Health Science, comparte su experiencia sobre cómo una pequeña célula empresarial con 180 empleados dedicada exclusivamente a la innovación en nutrición y salud ha conseguido abrirse paso dentro de un gigante como Nestlé hasta convertirse en una enseña del grupo.

En definitiva, una vez se consigue que el emprendimiento corporativo esté interiorizado y constituya un rasgo distintivo de la cultura organizacional, podremos comprobar como de forma sorprendente todo fluye sin esfuerzo: motivación, innovación, creatividad, cooperación, productividad, desarrollo del talento interno, seducción del talento externo… y la lista sigue !!

El informe se puede consultar en la web de la Asociación. Aunque contiene un breve apartado estadístico, es sobretodo una guía de conceptos y procedimientos a tener en cuenta para llevar a cabo con éxito acciones de emprendimiento corporativo. Es algo que no puede esperar más, como pone de manifiesto Ricardo Ramos al contestar a la pregunta de uno de los asistentes: “¿Cómo se convence una empresa de la necesidad de innovar y aplicar este tipo de medidas?” Responde con otra pregunta, a mi juicio definitiva: “¿Crees que tu empresa sobrevivirá sin innovar?”. Si la respuesta es negativa o tenemos dudas, hay que ponerse manos a la obra ya, y estaremos de acuerdo en que innovar desde dentro de casa es mucho más barato y productivo que acudir a la ayuda externa, ¿verdad?

Quisiera acabar con dos citas del informe que sintetizan de forma clara lo explicado anteriormente:

“Si queremos volver a una situación de riqueza y de creación de empleo ya no valen los esquemas clásicos, previos a la crisis. Ahora se impone otra forma de liderar las compañías, una necesaria metamorfosis que pasa por el potenciamiento de las capacidades emprendedoras de los empleados para que las organizaciones se conviertan en estructuras más innovadoras, ágiles y sostenibles.”

“No estamos en una etapa de cambios, sino que ha comenzado un nuevo tiempo, en el que lo que antes funcionaba ya no sirve. Y donde los cambios se suceden a un ritmo cada vez más rápido y más difícil de seguir. Adicionalmente, el talento se configura como la principal ventaja competitiva de las empresas.”

MI PROPUESTA DE ACCIÓN:

Si te estás planteando iniciar un proceso de emprendimiento corporativo para el desarrollo de aspectos como el talento interno y la innovación, te propongo lo siguiente:

  1. Crear un Comité de Mejora o Grupo de Gestión de Ideas de carácter rotativo para la participación de todos los empleados y con una persona responsable de su coordinación.
  2. Empezar dedicando una hora semanal por empleado para participar en este grupo o en otras acciones de emprendimiento corporativo que puedan surgir. Una hora supone solo un 2,5% de la jornada semanal y seguro será un tiempo muy bien invertido.

Si lo haces, lo más probable es que en poco tiempo empiecen a suceder cosas gratamente sorprendentes…

 

Equipo Motivado by David Quesada

 

 

La ética y los valores son rentables

Recientemente tuve el acierto de asistir al último encuentro Talking Numintec organizado con la Cambra de Comerç de Barcelona, presentado por José María Torres y moderado por el periodista y escritor David Escamilla. Allí se dieron cita varias empresas que destacan por sus proyectos basados en la ética y los valores. La jornada fue un claro ejemplo de que hacer negocios con consciencia no solo es rentable sino que además contribuye a que el espacio de trabajo sea el complemento ideal para nuestro desarrollo personal a todos los niveles.

A continuación compartiré contigo algunos de los comentarios que con gran acierto a mi entender allí se expusieron, así como los valores que han ayudado a estas empresas a liderar con éxito su actividad:

Inma Amat, 2ª generación del Grupo Inmobiliario Amat, destaca como valor principal que ha permitido al grupo superar la crisis del sector la visión a largo plazo, que les llevó a tomar la decisión en 2008 de mantener la plantilla pensando en las necesidades futuras del sector. Este hecho les ha proporcionado en la actualidad una ventaja competitiva respecto a otras empresas que redujeron drásticamente sus efectivos. También defiende valores como la pasión por la profesión, la formación, la calidad y la innovación, así como la necesidad de mantener unos principios éticos con la sociedad, las mujeres (en un sector claramente dominado por el género masculino) y la profesión.

Hablando del género femenino, Gemma Cernuda, creadora de la marca de congelados La Sirena y  actualmente al frente de Peix&Co, agencia de publicidad en femenino, toma por bandera valores como la inclusividad del género femenino y el gris como la suma del blanco y el negro, el tú y el yo. Destaco de Gemma la pasión y el optimismo con los que expone sus argumentos desde la base que más del 80% de las decisiones de compra las toman las mujeres y que también los hombres tenemos nuestro lado femenino que nos guía más de lo que pensamos. Te recomiendo su blog: Ellasdeciden.

Jaume Gurt, CEO de Infojobs, el portal al que acuden 7 de cada 10 personas que buscan empleo, es una persona sobretodo espiritual y esta faceta la aplica de forma permanente en su día a día profesional. Practica la dirección basada en valores. Utiliza 50 cartas, cada una con un valor y pone nombre a las salas de trabajo como “alegría”, “ambición”… Considera a la gente que trabaja con él no como empleados sino como “invitados a subirse a mi barco”, ”que trabajan a tu lado, no para ti”.

Idili Lizcano creó la empresa de perfumes Alqvimia en plena la naturaleza para demostrar que se puede crear riqueza sin destruir el entorno, generando mínimos residuos y consumiendo energía verde. Cree firmemente en una economía donde el ser humano está en el eje central. Define sus valores como la pasión, el entusiasmo y el amor al hacer las cosas. Es también el impulsor del Forum Alqvimia de la Felicidad, que precisamente esta semana tiene lugar en la sede de Pimec en Barcelona (5ª edición).

Joan Antoni Melé, de Triodos Bank expone el valor de la banca ética y muestra sus argumentos con pragmatismo: el modelo económico del futuro está en nuestras manos, los consumidores, con las decisiones de compra, ahorro e inversión que tomemos desde ya. Para decidir dónde llevamos nuestros ahorros, tenemos que preguntar al banco qué va a hacer con ellos. Así evitaremos que se repitan los errores y abusos del pasado (reciente).

Emili Rousaud, de Factor Energía, habla desde el valor de la perseverancia, además de la transparencia y la responsabilidad, que le permitieron dar forma a un proyecto salvando multitud de obstáculos y barreras en un sector dominado por las grandes multinacionales energéticas. Está convencido que el futuro está en la clase media.

Mercè Mullor, 3ª generación de Mullor, empresa familiar de servicios de limpieza industrial y mantenimiento con más de 3.000 empleados, destaca los valores del respeto hacia los demás, el trato cercano, la legalidad, la coherencia y la exigencia.

Por su parte, Víctor Tatay, director regional del Grupo Adecco, comparte el valor de dar las gracias a los demás tras repasar lo que uno ha vivido a lo largo de cada jornada laboral.

Finalmente Anna Balletbò de la Fundación Internacional Olof Palme, promueve lo valores de la amistad, la lealtad y la constancia en lo que uno hace.

Conclusión

En definitiva, fue una jornada en la que se respiró un ambiente impregnado del buen hacer de las organizaciones y sobretodo de las personas que las lideran, las cuales tienen el firme convencimiento de que la ética, los valores y la consciencia conforman el camino a seguir para lograr la prosperidad personal y empresarial.

PROPUESTA DE ACCIÓN

En relación con los valores en el mundo empresarial, te propongo lo siguiente:

  1. Reflexiona sobre los valores que definen a tu organización.
  2. Identifica entre 3 y 5 valores que consideres que forman parte de la cultura de la empresa.
  3. Si la empresa ya los ha definido, compáralos con los que tú has identificado.
  4. Comparte el resultado con otros compañeros para generar debate.

– See more at: http://davidquesada.org/la-etica-y-los-valores-son-rentables/#sthash.lzy9bBPe.dpuf

La RSE en las aulas

Hace unos meses estaba realizando una formación sobre oratoria en un Instituto de Educación Secundaria a los chicos de 4º curso. En el descanso, se me acercó un profesor de 3º y me comentó lo siguiente:

“Hola, soy profesor de educación física y quisiera pedirte si les puedes hacer una charla motivacional a mis alumnos de la asignatura de emprendimiento que los veo un poco parados”.

¡Madre de Dios ¡ ¡Cómo está el patio! Pensé…

Me venían a la mente varios hechos que me generaban cuanto menos sorpresa:

  • ¿Qué hacía un profesor de educación física impartiendo la asignatura de emprendimiento? Con todos mis respetos hacia él que seguro lo hacía con la mejor de las voluntades.
  • ¿Qué hacían un grupo de alumnos que el profesor catalogaba de “un poco parados” apuntados en una asignatura que consiste básicamente en conocer cómo emprender un proyecto profesional o empresarial?

Entonces decidí buscar información sobre la asignatura de emprendimiento y obtuve respuestas de distinto signo, algunas alentadoras y otras descorazonadoras. Me explico:

Es una buena noticia que por fin el gobierno se haya decidido a incorporar una asignatura que brinda a los jóvenes la posibilidad de conocer herramientas para emprender un negocio. Nunca es tarde, ¿verdad?

Pero al tratarse de una asignatura optativa, solo en tercer curso y creo que sin obligación para los centros de incorporarla, me da que esto podría acabar en una propuesta de cara a la galería. Una declaración de buenas intenciones de difícil aplicación práctica como está ocurriendo con la ley de la dependencia. Espero que no sea así.

Además, si no se dedican recursos a la preparación y especialización del profesorado, tampoco se obtendrán los resultados esperados.

Por otra parte, me satisface el hecho de que el temario de la asignatura incorpore un apartado dedicado a la RSE, ¡No podía faltar, por supuesto!

Tomé la decisión acertada de adquirir el material de trabajo de alguna editorial para conocer al detalle el contenido. En concreto fue el Manual de Emprendimiento de la editorial Vicens Vives (en catalán). Un material muy elaborado, claro y didáctico, que además pone de relieve un tema por el cual siento especial debilidad: los valores personales. María Batet es coautora de este manual y espero poderla conocer personalmente en el close-encounter que tendrá lugar a finales de junio en el Forum Impulsa de Girona.

En el RSEncuentro de Vila-Real, del que yo también puedo decir el lema “afortunadamente… yo estuve allí !!”, se habló del auge que la RSE está teniendo en los programas universitarios relacionados con la ética empresarial. Otra buena noticia sin duda. Me gustaría ir un paso más allá (o más abajo según se mire) para acercar el mundo de la RSE a las aulas de los centros de enseñanza secundaria. Seguro que estarás de acuerdo conmigo que cuanto antes iniciemos a los jóvenes en todo lo que respira RSE y ética empresarial, más empresas, directivos y profesionales con consciencia social tendremos el día de mañana y menor tendrá que ser nuestro esfuerzo pedagógico para explicar los claros e irrefutables beneficios que aporta la RSE.

PROPUESTA DE ACCIÓN

Para poder pasar de las palabras a los hechos sobre todo lo que he explicado anteriormente, te propongo pues lo siguiente:

  1. Busca un centro de enseñanza secundaria donde ofrezcan la asignatura de emprendimiento o bien el grado superior en Finanzas.
  2. Ofrécete para ayudar al profesorado o impartir alguna master-class sobre la RSE.

Yo ya he encontrado el mío y tengo previsto concertar una cita con la dirección para ofrecerme una vez finalice el presente curso escolar, pues entonces ya estarán más tranquilos y receptivos a propuestas para el siguiente curso.

Con acciones de este tipo estaremos contribuyendo a la difusión de la RSE desde edades tempranas y a que menos gente el día de mañana frunza el ceño cuando oiga hablar de la Responsabilidad Social Empresarial. Además, seguro que conseguiremos propagar aún más el pensamiento ético y las buenas prácticas empresariales, porque como dijo Juan José Almagro: “Los DIRSE somos sobre todo buena gente”. Y algunos además son del Betis… je, je.

(Este post ha sido publicado también en Diario Responsable)

– See more at: http://davidquesada.org/la-rse-en-las-aulas/#sthash.TmflAgbH.dpuf

La RSE en las aulas

Hace unos meses estaba realizando una formación sobre oratoria en un Instituto de Educación Secundaria a los chicos de 4º curso. En el descanso, se me acercó un profesor de 3º y me comentó lo siguiente:

“Hola, soy profesor de educación física y quisiera pedirte si les puedes hacer una charla motivacional a mis alumnos de la asignatura de emprendimiento que los veo un poco parados”.

¡Madre de Dios ¡ ¡Cómo está el patio! Pensé…

Me venían a la mente varios hechos que me generaban cuanto menos sorpresa:

  • ¿Qué hacía un profesor de educación física impartiendo la asignatura de emprendimiento? Con todos mis respetos hacia él que seguro lo hacía con la mejor de las voluntades.
  • ¿Qué hacían un grupo de alumnos que el profesor catalogaba de “un poco parados” apuntados en una asignatura que consiste básicamente en conocer cómo emprender un proyecto profesional o empresarial?

Entonces decidí buscar información sobre la asignatura de emprendimiento y obtuve respuestas de distinto signo, algunas alentadoras y otras descorazonadoras. Me explico:

Es una buena noticia que por fin el gobierno se haya decidido a incorporar una asignatura que brinda a los jóvenes la posibilidad de conocer herramientas para emprender un negocio. Nunca es tarde, ¿verdad?

Pero al tratarse de una asignatura optativa, solo en tercer curso y creo que sin obligación para los centros de incorporarla, me da que esto podría acabar en una propuesta de cara a la galería. Una declaración de buenas intenciones de difícil aplicación práctica como está ocurriendo con la ley de la dependencia. Espero que no sea así.

Además, si no se dedican recursos a la preparación y especialización del profesorado, tampoco se obtendrán los resultados esperados.

Por otra parte, me satisface el hecho de que el temario de la asignatura incorpore un apartado dedicado a la RSE, ¡No podía faltar, por supuesto!

Tomé la decisión acertada de adquirir el material de trabajo de alguna editorial para conocer al detalle el contenido. En concreto fue el Manual de Emprendimiento de la editorial Vicens Vives (en catalán). Un material muy elaborado, claro y didáctico, que además pone de relieve un tema por el cual siento especial debilidad: los valores personales. María Batet es coautora de este manual y espero poderla conocer personalmente en el close-encounter que tendrá lugar a finales de junio en el Forum Impulsa de Girona.

En el RSEncuentro de Vila-Real, del que yo también puedo decir el lema “afortunadamente… yo estuve allí !!”, se habló del auge que la RSE está teniendo en los programas universitarios relacionados con la ética empresarial. Otra buena noticia sin duda. Me gustaría ir un paso más allá (o más abajo según se mire) para acercar el mundo de la RSE a las aulas de los centros de enseñanza secundaria. Seguro que estarás de acuerdo conmigo que cuanto antes iniciemos a los jóvenes en todo lo que respira RSE y ética empresarial, más empresas, directivos y profesionales con consciencia social tendremos el día de mañana y menor tendrá que ser nuestro esfuerzo pedagógico para explicar los claros e irrefutables beneficios que aporta la RSE.

PROPUESTA DE ACCIÓN

Para poder pasar de las palabras a los hechos sobre todo lo que he explicado anteriormente, te propongo pues lo siguiente:

  1. Busca un centro de enseñanza secundaria donde ofrezcan la asignatura de emprendimiento o bien el grado superior en Finanzas.
  2. Ofrécete para ayudar al profesorado o impartir alguna master-class sobre la RSE.

Yo ya he encontrado el mío y tengo previsto concertar una cita con la dirección para ofrecerme una vez finalice el presente curso escolar, pues entonces ya estarán más tranquilos y receptivos a propuestas para el siguiente curso.

Con acciones de este tipo estaremos contribuyendo a la difusión de la RSE desde edades tempranas y a que menos gente el día de mañana frunza el ceño cuando oiga hablar de la Responsabilidad Social Empresarial. Además, seguro que conseguiremos propagar aún más el pensamiento ético y las buenas prácticas empresariales, porque como dijo Juan José Almagro: “Los DIRSE somos sobre todo buena gente”. Y algunos además son del Betis… je, je.

(Este post ha sido publicado también en Diario Responsable)

– See more at: http://davidquesada.org/la-rse-en-las-aulas/#sthash.TmflAgbH.dpuf

Talento… no te vayas !!

Son ya varias las conferencias y foros a los que he asistido en los que profesionales de primer nivel hablan de la importancia de identificar y retener el talento en las organizaciones. Estoy totalmente de acuerdo con ellos.

La Responsabilidad Social Empresarial (RSE), también conocida como Responsabilidad Social Corporativa (RSC), considera el equipo humano como un grupo de interés clave para cualquier organización que quiera perdurar en el tiempo.

Muchas empresas, principalmente pymes, están focalizadas en el día a día sin dedicar un tiempo a pensar en el organigrama funcional, en cómo están asignadas las responsabilidades entre los miembros a todos los niveles. Tampoco encuentran el espacio necesario para indagar dentro de la propia organización y encontrar personas talentosas, que las hay, diamantes en bruto que les podrían solucionar muchos problemas sin necesidad de buscar ayuda exterior.

Seguramente la mayoría no lo hacen porque carecen de la estructura necesaria. Lo más probable es que no dispongan de un departamento de RRHH y que estas funciones recaigan por ejemplo en el responsable de administración o financiero, que está por otras batallas.

Es la eterna discusión, el pez que se muerde la cola: “necesito invertir tiempo en pensar cómo administrar mejor el día a día pero el propio día a día no deja tiempo para pensar…”

Mientras tanto, ¿qué está ocurriendo dentro de casa? Muy sencillo: que las personas con talento, si no lo pueden poner en práctica o ven que reconocerlo no forma parte de la estrategia de la empresa, entonces poco a poco se irán desmotivando y acabarán considerando que están allí de paso. A la mínima oportunidad se esfumarán.

Y no hablo solo de profesionales mega-inteligentes y multi-titulados, me refiero también (y sobretodo) a personas de cualquier nivel funcional. Un operario de planta, un administrativo, un mozo de almacén también pueden ser personas con talento. Ellos saben mejor que nadie cómo hacer bien su trabajo y cómo se podría mejorar. Solo están esperando a que alguien se lo pregunte. Si además son personas empáticas y de reconocida profesionalidad, entonces sin duda son serios candidatos.

La solución es simple, es solo un tema de prioridades. Si identificar, cuidar y retener el talento es un tema prioritario para una organización, entonces seguro que encontrará el espacio adecuado para cultivarlo y obtener jugosos frutos. Es barato y muy rentable. El talento llama al talento. Las empresas que lo miman, atraen a más profesionales de primer nivel sin necesidad de realizar un gran esfuerzo económico. No podemos pensar en retener el talento a golpe de talonario, sin ofrecer nada más como por ejemplo un plan de carrera, formación, reconocimiento, etc. Tampoco sirve escudarse en la crisis para pensar que los buenos se quedarán por miedo a la incertidumbre. Es cuestión de tiempo y mientras tanto no esperemos que saquen lo mejor de sí mismos.

Propuesta de acción:

  1. Busca o propón en tu organización un espacio de tiempo como mínimo una vez al mes para reunir a personas de distintos departamentos y niveles funcionales.
  2. En esta reunión, los asistentes deben poder aportar y debatir ideas de cualquier índole encaminadas a la mejora de las tareas y funciones. No te imaginas el efecto ultra-motivador que puede tener el simple hecho de ver que la idea de uno es tomada en consideración.
  3. Conviene que exista una persona que prepare y coordine la reunión, tomando nota de las propuestas y canalizándolas hacia los departamentos que corresponda.  Para preparar una reunión altamente efectiva, puedes consultar el dosier práctico Comunicación eficaz, gratuito con la suscripción a la newsletter.

– See more at: http://davidquesada.org/talento-no-te-vayas/#sthash.osDKr3Wi.dpuf