Entradas

Un Congreso de Marca Personal diferente

 

Este fin de semana he tenido el privilegio de asistir como ponente al Congreso de Marca Personal del Instituto de Expertos de Raimon Samsó. Allí se respiraba ilusión, optimismo y pasión por realizar tantos sueños como charlas había. Al fin y al cabo, hablar de marca personal es el resultado de sacar el emprendedor vital que todos llevamos dentro, ¿verdad?

Leer más

¿In-comunicación o Comunicación-in?

Comunicación asertiva para conectar con los demás

Estaremos de acuerdo en que comunicarnos es un valor esencial para vivir y convivir con los demás. Pero… ¿nos hemos parado a pensar cómo comunicamos y cómo perciben los demás nuestra forma de comunicar? Podríamos identificar los siguientes estilos extremos de comunicación personal:
1. YO comunico y punto Es el estilo propio de aquellas personas que tienden a hablar sobre ellas sin dejar que sus interlocutores “metan baza”, y en el momento que el otro logra entrar en la conversación, no atienden ya que están pensando en lo próximo que van a decir. Difícilmente incluirán un “¿y tú que tal?” en sus conversaciones. Generalmente son personas impulsivas que de forma consciente o inconsciente a veces, tratan de imponer sus puntos de vista y se plantean las conversaciones como un pulso en el que unos ganan y otros pierden.
2. YO descanso y TÚ comunicas  En este grupo podríamos incluir a aquellas personas que se sienten más cómodas dejando hablar a los demás. Prefieren evadirse y no tener que esforzarse en mantener una conversación que requiera pensar en lo que hay que decir a la vez que procesar la información del interlocutor.Solo una salvedad, y es que este estilo puede llegarse a complementar como un guante con el de “Yo comunico y punto”. Seguramente te viene a la mente alguna pareja que conozcas de la que hayas pensado en alguna ocasión: “son como la noche y el día, él/ella siempre callado y ella/él siempre charla que te charla”. Quizás sea un ejemplo del dicho que “los polos opuestos se atraen”, ¿verdad? En este caso, si llegan a complementarse de verdad entonces podemos pensar que el “Yo descanso” no está actuando como tal todo el tiempo, sino que de alguna forma está atento y procesa cierto nivel de información que le permite intervenir de vez en cuando.
3. YO pregunto y TÚ comunicas  Esta forma de comunicar es propia de aquellas personas que muestran interés por la vida de los demás y desean tener cuanta más información sobre ellas mejor. En cambio prefieren no compartir información sobre sí mismas a menos que el interlocutor insista y también pregunte, en cuyo caso serán muy escuetas en sus respuestas.En mi opinión este estilo y los dos anteriores, si los considerarlos como estilos extremos de comunicación, podrían llevar a la ausencia real de comunicación o lo que es lo mismo, a la “in-comunicación” por la falta de conexión entre los interlocutores.4. YO comunico y TÚ comunicas  Es el estilo que equilibra los roles de los participantes en la comunicación, de manera que todos hacen de emisores y receptores conscientes. Si además se hace de forma ordenada y asertiva, entonces hablamos de comunicación auténtica o “comunicación-in”.

En el mundo empresarial, los verdaderos líderes saben hallar la combinación perfecta entre estos cuatro estilos, en la medida justa y sin abusar de los menos deseables (1, 2 y 3).

Por ejemplo, ante un imprevisto o una situación crítica, el líder podrá recurrir al “Yo comunico y punto” tomando el mando y dando instrucciones concretas para desbloquear la contingencia (ante una discusión subida de tono entre miembros del equipo, un riesgo manifiesto de seguridad laboral, etc.). También el estilo “Yo pregunto y tú comunicas” bien aplicado sería propio de un buen coach que sabe escuchar y hacer las preguntas adecuadas para que los miembros del equipo hallen las respuestas por sus medios. Es un buen antídoto para ayudar a los colaboradores que suelen plantear siempre los problemas de forma impulsiva sin haber reflexionado antes sobre posibles opciones para resolverlos.

La pócima ideal podría ser la siguiente:

  • Mucho de “Yo comunico y tú comunicas” (la comunicación en esencia)
  • Bastante de “Yo pregunto y tú comunicas” (bien aplicado)
  • Poco de “Yo comunico y punto” (un estilo autoritario al que solo hay que recurrir en situaciones críticas)
  • Nada de “Yo descanso y tú comunicas” (porque cuando desconectamos y no atendemos a nuestro interlocutor le estamos faltando al respeto. Es el más claro ejemplo de la in-comunicación).

En definitiva, el objetivo es lograr una conexión de calidad con nuestros interlocutores con inteligencia emocional y este hecho en el ámbito del trabajo resulta un factor esencial que siempre sale a la luz cuando se analizan ineficiencias en aspectos como el liderazgo directivo, el  trabajo en equipo, la motivación y la gestión eficiente de los recursos humanos. La mayoría de organizaciones admiten que les “pre-ocupa” el tema de la comunicación pero no se ocupan en la práctica, y te aseguro que abordar los problemas de comunicación es más sencillo de lo que parece.

A continuación te planteo varias preguntas que te servirán para tomar consciencia tanto en lo personal como en lo profesional de un valor tan preciado como el de la comunicación personal:

¿Con qué estilo te sientes más identificado/a?

¿Eres consciente del estilo que utilizas cuando estás comunicando? 

¿Cómo te sientes ante personas que comunican con cada uno de estos estilos?

 Conoce mi plataforma de vídeo-cursos online:

eTraining by David Quesada

La password del Líder Próspero

Si tuvieras a tu alcance la posibilidad de conocer y experimentar las herramientas de gestión que hoy en día permiten alcanzar los mejores resultados a los directivos que las aplican, ¿la dejarías escapar?

A continuación te explicaré en qué consisten y cómo puedes profundizar más en su conocimiento desde un punto de vista práctico:

Self-Coaching (conocerse)

El término Coaching viene siendo utilizado con frecuencia en las últimas décadas como una forma de ayudar a las personas a sacar lo mejor de sí mismas. Una variante específica del coaching es la figura del coaching ejecutivo cada vez está más demandada en el ámbito empresarial por parte de empresarios y directivos que buscan desarrollar la capacidad de afrontar situaciones desde nuevas perspectivas y puntos de vista.

Pero todo empieza por conocerse a uno mismo, saber lo que me hace sentir bien y lo que me incomoda. Lo que soy capaz de controlar y lo que no depende de mí. Mis valores, mis fortalezas y mis debilidades. Para ello, resulta muy útil acudir a la ayuda de un coach que además de acompañarme en el proceso me instruya para poner en práctica determinadas técnicas de forma individual y autosuficiente (self-coaching).

Oratoria y Comunicación auténtica (comunicar)

Cuántas veces hemos tenido en nuestra mente potentes mensajes que no han llegado de forma efectiva a los destinatarios por no saberlos transmitir de forma asertiva o persuasiva, ¿verdad?

Conseguir este propósito, como el de lograr que fluya la comunicación eficaz en nuestra organización y con nuestros equipos, se basa en la fórmula infalible: algo de buena teoría y sobretodo… mucha, mucha práctica!!  En este sentido, te propongo la lectura de mi manual de Reglas básicas para Comunicar Eficazmente donde te explico mi experiencia en este campo. Puedes conseguirlo escribiéndome un e-mail explicándome en qué aspecto consideras que debes mejorar tu comunicación.

Cohesión de equipos (cohesionar)

“Si lo haces solo puede que llegues rápido pero si lo haces acompañado llegarás muy lejos”.

Cuando te rodeas de los mejores, predicas con el buen ejemplo y eres capaz de motivar transmitiendo ilusión y pasión, el éxito está garantizado, te lo aseguro. Lograr sacar lo mejor de tu equipo con el mejor esfuerzo está a tu alcance, tan solo debes entrenarte en dos disciplinas: La Dirección por Valores y el Talenting. Los resultados son espectaculares. Todo lo que haga tu equipo después generará prosperidad: beneficios económicos y sociales, incidiendo en aspectos clave como la productividad, la motivación y la consecución de objetivos a cualquier nivel.

Por ejemplo, si creas un espacio en el que fluyan y se gestionen las ideas de una forma sistemática, empezarás a respirar innovación y creatividad, fomentando el intra-emprendimiento en tu equipo y organización.  Lograrás resultados inmediatos de una forma sencilla de aplicar y económica.

En conclusión, la password que aplican los líderes prósperos, los que ganan de verdad, es muy simple y la quiero compartir contigo: COx3 (COnocerse, COmunicar, COhesionar). Pero una vez que introducen la password y acceden al área exclusiva, ¿qué hacen? Muy sencillo: se entrenan en estas tres disciplinas de forma constante.

¿Cómo puedo conocer y entrenar estas habilidades?

La primera opción que te puede venir a la mente es la de realizar un máster para directivos en alguna escuela de negocios. Este tipo de formaciones tienen un gran inconveniente: aunque te puedes llevar mucha información de calidad, no podrás experimentar en primera persona y profundizar en la práctica de las tres disciplinas del verdadero liderazgo.

¿Entonces…?

Si quieres ahorrar mucho tiempo y dinero, puedes acudir a mi próximo seminario Saca tu Líder Triunfador. Allí crearemos el entorno ideal, difícil de explicar si no lo vives en primera persona, para que pueda aflorar el líder que hay en ti a través de potentes dinámicas tanto individuales como grupales.

Entonces, ¿quieres aprovechar la oportunidad de conocer y vivir el contenido de la password?

El Emprendimiento Corporativo funciona

Recientemente he asistido a la presentación del Informe de la AED (Asociación Española de Directivos) “Emprendimiento Corporativo: Innova y crece con el potencial de tus empleados” y he podido comprobar gratamente cómo hay cada vez más empresarios y directivos de organizaciones de cualquier tamaño que apuestan por un modelo de gestión que funciona y aporta beneficios a todos los niveles: económico, social y medioambiental (la triple cuenta de explotación).

El informe ha sido elaborado por un grupo de nueve directivos de los cuales tres de ellos lo presentaban en el acto celebrado en la sede de Pimec en Barcelona, moderado por David Giménez director ejecutivo de Pimec, quién destaca la importancia de llevar a cabo este tipo de iniciativas como la mejor prueba de su eficacia sobretodo para las pymes que constituyen la mayor parte de nuestro tejido empresarial.

Fernando Mazón, director general del Grupo MH, pone énfasis en el hecho de que todo debe empezar desde el máximo directivo. No puedo estar más de acuerdo, ya que este es el factor clave del éxito o del fracaso en la implantación de este tipo de acciones. Si la alta dirección no se lo acaba de creer, difícilmente funcionará. Ésta debe favorecer la creación del espacio para que se pueda desarrollar el potencial interno (espacios físicos, medios tecnológicos, tiempo, etc.) y además predicar con el ejemplo en el día a día.

Andrea Martinelli de la multinacional Schneider Electric y anteriormente en 3M, pone como ejemplo la dedicación de una parte de la jornada a participar en grupos de mejora y de generación de ideas que después se podrán materializar en nuevos productos y servicios. Ellos incluso dedican parte de este tiempo al desarrollo de proyectos personales de empleados, lo que permite en muchos casos encontrar sinergias con el ámbito de la empresa. Esto es debido a que el empleado motivado e identificado con la empresa la integra en su actividad cotidiana más allá de la propia jornada laboral. De este tipo de iniciativas nació por ejemplo el famoso Post-it (3M) o también servicios como Google News o Gmail de Google.

Ricard Ramos de Polinter, destaca la necesidad de aplicar este tipo de iniciativas también en empresas pequeñas como la suya. Con la ayuda de las nuevas tecnologías resulta mucho más fácil. A ellos les funciona.

Por último, Montserrat Sanahuja de Nestlé Health Science, comparte su experiencia sobre cómo una pequeña célula empresarial con 180 empleados dedicada exclusivamente a la innovación en nutrición y salud ha conseguido abrirse paso dentro de un gigante como Nestlé hasta convertirse en una enseña del grupo.

En definitiva, una vez se consigue que el emprendimiento corporativo esté interiorizado y constituya un rasgo distintivo de la cultura organizacional, podremos comprobar como de forma sorprendente todo fluye sin esfuerzo: motivación, innovación, creatividad, cooperación, productividad, desarrollo del talento interno, seducción del talento externo… y la lista sigue !!

El informe se puede consultar en la web de la Asociación. Aunque contiene un breve apartado estadístico, es sobretodo una guía de conceptos y procedimientos a tener en cuenta para llevar a cabo con éxito acciones de emprendimiento corporativo. Es algo que no puede esperar más, como pone de manifiesto Ricardo Ramos al contestar a la pregunta de uno de los asistentes: “¿Cómo se convence una empresa de la necesidad de innovar y aplicar este tipo de medidas?” Responde con otra pregunta, a mi juicio definitiva: “¿Crees que tu empresa sobrevivirá sin innovar?”. Si la respuesta es negativa o tenemos dudas, hay que ponerse manos a la obra ya, y estaremos de acuerdo en que innovar desde dentro de casa es mucho más barato y productivo que acudir a la ayuda externa, ¿verdad?

Quisiera acabar con dos citas del informe que sintetizan de forma clara lo explicado anteriormente:

“Si queremos volver a una situación de riqueza y de creación de empleo ya no valen los esquemas clásicos, previos a la crisis. Ahora se impone otra forma de liderar las compañías, una necesaria metamorfosis que pasa por el potenciamiento de las capacidades emprendedoras de los empleados para que las organizaciones se conviertan en estructuras más innovadoras, ágiles y sostenibles.”

“No estamos en una etapa de cambios, sino que ha comenzado un nuevo tiempo, en el que lo que antes funcionaba ya no sirve. Y donde los cambios se suceden a un ritmo cada vez más rápido y más difícil de seguir. Adicionalmente, el talento se configura como la principal ventaja competitiva de las empresas.”

MI PROPUESTA DE ACCIÓN:

Si te estás planteando iniciar un proceso de emprendimiento corporativo para el desarrollo de aspectos como el talento interno y la innovación, te propongo lo siguiente:

  1. Crear un Comité de Mejora o Grupo de Gestión de Ideas de carácter rotativo para la participación de todos los empleados y con una persona responsable de su coordinación.
  2. Empezar dedicando una hora semanal por empleado para participar en este grupo o en otras acciones de emprendimiento corporativo que puedan surgir. Una hora supone solo un 2,5% de la jornada semanal y seguro será un tiempo muy bien invertido.

Si lo haces, lo más probable es que en poco tiempo empiecen a suceder cosas gratamente sorprendentes…

 

Equipo Motivado by David Quesada

 

 

La RSE en las aulas

Hace unos meses estaba realizando una formación sobre oratoria en un Instituto de Educación Secundaria a los chicos de 4º curso. En el descanso, se me acercó un profesor de 3º y me comentó lo siguiente:

“Hola, soy profesor de educación física y quisiera pedirte si les puedes hacer una charla motivacional a mis alumnos de la asignatura de emprendimiento que los veo un poco parados”.

¡Madre de Dios ¡ ¡Cómo está el patio! Pensé…

Me venían a la mente varios hechos que me generaban cuanto menos sorpresa:

  • ¿Qué hacía un profesor de educación física impartiendo la asignatura de emprendimiento? Con todos mis respetos hacia él que seguro lo hacía con la mejor de las voluntades.
  • ¿Qué hacían un grupo de alumnos que el profesor catalogaba de “un poco parados” apuntados en una asignatura que consiste básicamente en conocer cómo emprender un proyecto profesional o empresarial?

Entonces decidí buscar información sobre la asignatura de emprendimiento y obtuve respuestas de distinto signo, algunas alentadoras y otras descorazonadoras. Me explico:

Es una buena noticia que por fin el gobierno se haya decidido a incorporar una asignatura que brinda a los jóvenes la posibilidad de conocer herramientas para emprender un negocio. Nunca es tarde, ¿verdad?

Pero al tratarse de una asignatura optativa, solo en tercer curso y creo que sin obligación para los centros de incorporarla, me da que esto podría acabar en una propuesta de cara a la galería. Una declaración de buenas intenciones de difícil aplicación práctica como está ocurriendo con la ley de la dependencia. Espero que no sea así.

Además, si no se dedican recursos a la preparación y especialización del profesorado, tampoco se obtendrán los resultados esperados.

Por otra parte, me satisface el hecho de que el temario de la asignatura incorpore un apartado dedicado a la RSE, ¡No podía faltar, por supuesto!

Tomé la decisión acertada de adquirir el material de trabajo de alguna editorial para conocer al detalle el contenido. En concreto fue el Manual de Emprendimiento de la editorial Vicens Vives (en catalán). Un material muy elaborado, claro y didáctico, que además pone de relieve un tema por el cual siento especial debilidad: los valores personales. María Batet es coautora de este manual y espero poderla conocer personalmente en el close-encounter que tendrá lugar a finales de junio en el Forum Impulsa de Girona.

En el RSEncuentro de Vila-Real, del que yo también puedo decir el lema “afortunadamente… yo estuve allí !!”, se habló del auge que la RSE está teniendo en los programas universitarios relacionados con la ética empresarial. Otra buena noticia sin duda. Me gustaría ir un paso más allá (o más abajo según se mire) para acercar el mundo de la RSE a las aulas de los centros de enseñanza secundaria. Seguro que estarás de acuerdo conmigo que cuanto antes iniciemos a los jóvenes en todo lo que respira RSE y ética empresarial, más empresas, directivos y profesionales con consciencia social tendremos el día de mañana y menor tendrá que ser nuestro esfuerzo pedagógico para explicar los claros e irrefutables beneficios que aporta la RSE.

PROPUESTA DE ACCIÓN

Para poder pasar de las palabras a los hechos sobre todo lo que he explicado anteriormente, te propongo pues lo siguiente:

  1. Busca un centro de enseñanza secundaria donde ofrezcan la asignatura de emprendimiento o bien el grado superior en Finanzas.
  2. Ofrécete para ayudar al profesorado o impartir alguna master-class sobre la RSE.

Yo ya he encontrado el mío y tengo previsto concertar una cita con la dirección para ofrecerme una vez finalice el presente curso escolar, pues entonces ya estarán más tranquilos y receptivos a propuestas para el siguiente curso.

Con acciones de este tipo estaremos contribuyendo a la difusión de la RSE desde edades tempranas y a que menos gente el día de mañana frunza el ceño cuando oiga hablar de la Responsabilidad Social Empresarial. Además, seguro que conseguiremos propagar aún más el pensamiento ético y las buenas prácticas empresariales, porque como dijo Juan José Almagro: “Los DIRSE somos sobre todo buena gente”. Y algunos además son del Betis… je, je.

(Este post ha sido publicado también en Diario Responsable)

– See more at: http://davidquesada.org/la-rse-en-las-aulas/#sthash.TmflAgbH.dpuf

La RSE en las aulas

Hace unos meses estaba realizando una formación sobre oratoria en un Instituto de Educación Secundaria a los chicos de 4º curso. En el descanso, se me acercó un profesor de 3º y me comentó lo siguiente:

“Hola, soy profesor de educación física y quisiera pedirte si les puedes hacer una charla motivacional a mis alumnos de la asignatura de emprendimiento que los veo un poco parados”.

¡Madre de Dios ¡ ¡Cómo está el patio! Pensé…

Me venían a la mente varios hechos que me generaban cuanto menos sorpresa:

  • ¿Qué hacía un profesor de educación física impartiendo la asignatura de emprendimiento? Con todos mis respetos hacia él que seguro lo hacía con la mejor de las voluntades.
  • ¿Qué hacían un grupo de alumnos que el profesor catalogaba de “un poco parados” apuntados en una asignatura que consiste básicamente en conocer cómo emprender un proyecto profesional o empresarial?

Entonces decidí buscar información sobre la asignatura de emprendimiento y obtuve respuestas de distinto signo, algunas alentadoras y otras descorazonadoras. Me explico:

Es una buena noticia que por fin el gobierno se haya decidido a incorporar una asignatura que brinda a los jóvenes la posibilidad de conocer herramientas para emprender un negocio. Nunca es tarde, ¿verdad?

Pero al tratarse de una asignatura optativa, solo en tercer curso y creo que sin obligación para los centros de incorporarla, me da que esto podría acabar en una propuesta de cara a la galería. Una declaración de buenas intenciones de difícil aplicación práctica como está ocurriendo con la ley de la dependencia. Espero que no sea así.

Además, si no se dedican recursos a la preparación y especialización del profesorado, tampoco se obtendrán los resultados esperados.

Por otra parte, me satisface el hecho de que el temario de la asignatura incorpore un apartado dedicado a la RSE, ¡No podía faltar, por supuesto!

Tomé la decisión acertada de adquirir el material de trabajo de alguna editorial para conocer al detalle el contenido. En concreto fue el Manual de Emprendimiento de la editorial Vicens Vives (en catalán). Un material muy elaborado, claro y didáctico, que además pone de relieve un tema por el cual siento especial debilidad: los valores personales. María Batet es coautora de este manual y espero poderla conocer personalmente en el close-encounter que tendrá lugar a finales de junio en el Forum Impulsa de Girona.

En el RSEncuentro de Vila-Real, del que yo también puedo decir el lema “afortunadamente… yo estuve allí !!”, se habló del auge que la RSE está teniendo en los programas universitarios relacionados con la ética empresarial. Otra buena noticia sin duda. Me gustaría ir un paso más allá (o más abajo según se mire) para acercar el mundo de la RSE a las aulas de los centros de enseñanza secundaria. Seguro que estarás de acuerdo conmigo que cuanto antes iniciemos a los jóvenes en todo lo que respira RSE y ética empresarial, más empresas, directivos y profesionales con consciencia social tendremos el día de mañana y menor tendrá que ser nuestro esfuerzo pedagógico para explicar los claros e irrefutables beneficios que aporta la RSE.

PROPUESTA DE ACCIÓN

Para poder pasar de las palabras a los hechos sobre todo lo que he explicado anteriormente, te propongo pues lo siguiente:

  1. Busca un centro de enseñanza secundaria donde ofrezcan la asignatura de emprendimiento o bien el grado superior en Finanzas.
  2. Ofrécete para ayudar al profesorado o impartir alguna master-class sobre la RSE.

Yo ya he encontrado el mío y tengo previsto concertar una cita con la dirección para ofrecerme una vez finalice el presente curso escolar, pues entonces ya estarán más tranquilos y receptivos a propuestas para el siguiente curso.

Con acciones de este tipo estaremos contribuyendo a la difusión de la RSE desde edades tempranas y a que menos gente el día de mañana frunza el ceño cuando oiga hablar de la Responsabilidad Social Empresarial. Además, seguro que conseguiremos propagar aún más el pensamiento ético y las buenas prácticas empresariales, porque como dijo Juan José Almagro: “Los DIRSE somos sobre todo buena gente”. Y algunos además son del Betis… je, je.

(Este post ha sido publicado también en Diario Responsable)

– See more at: http://davidquesada.org/la-rse-en-las-aulas/#sthash.TmflAgbH.dpuf

Empresas con valores: todas lo son !!

Uno puede pensar que la Dirección por Valores  (DxV) es algo novedoso en el mundo de la gestión empresarial, pero no es así. Simon Dolan acuñó ya este concepto hace muchos años en su libro de gran éxito en ventas, del cual es coautor junto a Salvador García, La Dirección por Valores, edición ya agotada.

Imagina que formulamos la siguiente pregunta a empresarios y directivos de hoy:
“¿En el modelo de gestión de tu empresa se aplica la Dirección por Valores?”

Seguramente la mayoría de las respuestas serán negativas y en cierto modo pueden ser correctas. Probablemente no aplican el modelo de DxV de forma explícita, pero aquí viene la reflexión que quiero compartir contigo: todas las empresas y directivos, sin excepción, están poniendo en práctica de forma implícita la DxV en las decisiones que toman, ya sean estratégicas o tácticas.

Cuando en una organización se toman decisiones a cualquier nivel de forma reiterada y en un mismo sentido, podemos asegurar que detrás de las mismas se halla algún valor significativo que acaba formando parte de su cultura empresarial.

Lo veremos más claro con algunos ejemplos:

  1. Cuando en una organización se tiende siempre a premiar y reconocer públicamente los logros del personal, ya sea a través de los canales de comunicación internos o los externos, podemos decir que está honrando el valor del reconocimiento (también conocido como la meritocracia).
  2. Si una empresa realiza habitualmente encuestas de satisfacción a sus clientes y les pregunta por ejemplo, en qué más les podría ayudar para satisfacer mejor sus necesidades, aflora el valor de la atención al cliente.
  3. Si la dirección de una empresa suele utilizar como forma habitual de despido la comunicación a la persona afectada justo en el momento de su marcha, sin dar la posibilidad ni de despedirse de los compañeros, se pone de relieve el valor de la confianza, o en este caso, la falta del mismo (la desconfianza).
  4. Si una empresa presenta siempre dentro de plazo sus Cuentas Anuales e incluye además en su Informe de Gestión información relevante de las prácticas que lleva a cabo en materia de Responsabilidad Social y Medio Ambiente, entonces practica el valor de la transparencia.

Como habrás observado, podemos percibir los valores inherentes a cualquier organización como positivos o negativos (contravalores) según el efecto que percibamos en ellos. Sea como sea, si la empresa los practica de forma recurrente formarán parte de su cultura organizativa, estén publicados o no en sus canales de difusión corporativa.

La DxV trabaja estos valores de forma consciente y explícita: los pone sobre la mesa y los trabaja mediante un proceso participativo que empieza desde la Dirección General y llega a todos los niveles de la organización, estableciendo planes de acción y procesos integradores en los que todos los miembros se sientan parte importante.

La metodología Coaching por Valores (CxV) aporta criterios, pautas y herramientas para poder aplicar con éxito la DxV en cualquier tipo de organización. Pero no solo es aplicable en el ámbito empresarial, que es mi especialización, sino que también se trabaja a nivel de la persona y las relaciones (pareja, familia…). Te invito a conocerla !!

Porque no olvidemos algo que parece obvio pero no siempre tenemos presente: al final las empresas son sobretodo personas que buscan realizarse profesionalmente en concordancia con su realización personal. Y esto es aplicable a cualquier rol en el mundo de los negocios: empresario/a, autónomo/a, directivo/a, empleado/a…

PROPUESTA DE ACCIÓN

  1. Piensa en alguna actuación en la empresa que se dé con frecuencia y con la que no estés muy satisfecho/a.
  2. Identifica el valor que hay detrás de esa acción (o contravalor) y el valor que te ayudará a cambiarla para mejor.
  3. Establece un Plan de Acción y compártelo con las personas que te pueden ayudar a implantarlo.

… Y vamos a ver qué pasa !!

Autocontrol… sí por favor !!!

La palabra “control”, tanto en el terreno laboral como en el personal, la podemos percibir con connotaciones negativas si viene motivada por una falta de confianza hacia lo que deseamos controlar: a los empleados, colaboradores, a nuestros socios, a la pareja, a los hijos…

En cambio, si anexamos delante la palabra “auto” obtenemos como resultado un término de connotaciones muy distintas: “autocontrol”. ¿Quién no quiere autocontrol en su vida?

El autocontrol nos proporciona seguridad, calma, confort y sobretodo, alimenta nuestra autoestima tan preciada. Saber que podemos controlar nuestras emociones, impulsos y reacciones nos hace más fuertes. Pero no me refiero a vivir bajo un permanente autocontrol que nos puede llevar a la auto-represión permanente, no. Las emociones no hay que reprimirlas, mayormente las positivas como el afecto, la admiración, el cariño… y nadie está en el derecho de negarnos la posibilidad de expresarlas. En este momento a más de uno quizás nos venga a la mente la célebre canción de Mecano “No controles”, ¿verdad? Sobretodo a los que ya vamos teniendo una edad… je, je.

En cualquier caso, es bueno saber que disponemos de los mecanismos necesarios para gestionar los momentos difíciles.

El autocontrol nos permite también empatizar más fácilmente con los demás. En el ámbito profesional y personal me he encontrado en algunas ocasiones ante situaciones en las que otras personas han actuado de forma descontrolada con respecto a la forma en que dirigían a mí y a los demás. Al principio estas situaciones me generaban una pérdida de mi propio autocontrol ya que no me dejaban pensar con claridad por el nerviosismo y estrés que me suponían. Con el tiempo aprendí a controlar mis propias emociones en estos casos al convencerme a mí mismo de que el problema no estaba en mí. Además, en el campo profesional, las personas que pierden el control ante los demás pierden también su credibilidad por más fundados y documentados que puedan estas sus razonamientos.

El autocontrol significa también conocerse a uno mismo, algo imprescindible para cualquier persona que se platee emprender un proyecto a nivel profesional o empresarial, o para quien simplemente busca mejorar en la vida.

Un buen día mi buen amigo Josep Cussó, coach en oratoria y liderazgo, me recomendó muy acertadamente un libro que me ayudaría en mi proceso de autocontrol: El juego interior del tenis (W. Timothy Gallwey). Josep sabía que me gusta practicar el tenis y pensó que este libro era la combinación perfecta para un lector como yo, al que le cuesta engancharse a una lectura si no le motiva el tema desde la primera página. No se equivocó.

El libro, al que también hace referencia Simon Dolan en su libro Coaching por Valores, habla de la teoría de los dos yoes y de la necesidad de tenerlos en armonía y control para asegurar el bienestar emocional. Lo hace desde la perspectiva del mundo del deporte y del tenis en particular, donde la psicología cobra especial importancia sobretodo en la competición profesional.

Te invito a ver el siguiente video en el que explico de una forma gráfica la teoría de los dos yoes de la que habla Tim Gallwey en El juego interior del tenis.

[gdlr_video url=”https://www.youtube.com/watch?v=qnu_EK-vCfs” ]