Sí, has leído bien el título. No se trata de un error tipográfico ni se me ha ido la olla. Efectivamente quiero felicitarte ya el año próximo. Todo tiene una explicación clara y simple. ¿Quieres descubrirlo? Pues te invito a seguir leyendo !!

La primera pregunta que quiero hacerte es la siguiente: ¿Cómo afrontas el año que ahora empieza?

Voy a ser más específico:

¿Con qué estás realmente comprometido/a? ¿Qué acciones vas a llevar a cabo para lograr tus objetivos?
¿Has puesto fecha para conseguirlo? ¿Lo has calendarizado?

En definitiva: ¿tienes tu hoja de ruta para 2016 o piensas ir haciendo sobre la marcha?

Establecer objetivos: empezar la casa por los cimientos

Marcarme objetivos es uno de los hábitos más poderosos que he conocido para ser eficaz en todo lo que me propongo. La mayoría de gente hoy en día todavía vive en la improvisación, en dejarse llevar por las circunstancias, en ir haciendo… Qué peligro tiene eso !!

Ya lo decía Seneca en una de mis frases favoritas: “No hay vientos favorables para un barco sin rumbo”. O lo que es lo mismo:

[bctt tweet=»Si no sabes a dónde vas, nunca llegaras a ninguna parte: márcate objetivos !!»]

DavidQuesada9

Compromiso, hábitos y disciplina: la fórmula mágica

Si me marco metas, ¿significa que las tengo que lograr sí o sí y que lo contrario es un fracaso? Noooo !! Quiere decir que estás comprometido con lograr algo que deseas y que desde que lo asumes, vas a hacer el seguimiento necesario para ir adaptando en vuelo y cambiar fechas si es necesario. O incluso te puedes replantear la definición del propio objetivo.

Esto del compromiso tiene tela. Quizás lo primero que nos viene a la mente cuando oímos esta palabra son frases del estilo: boda, unidos para siempre, amor eterno, socios manque nos pese … y cuando la cosa no funciona lo transformamos en crisis, problemas, divorcio, bancarrota, litigios… Entonces asimilamos el compromiso a situaciones negativas y huimos de él como de la peste.

¿Pero qué tal si cambiamos nuestro paradigma mental o nuestra creencia que el compromiso supone atarse a algo irremediablemente? Yo lo veo así:

Compromiso significa “con promesa” (esto lo aprendí de mi buen amigo y colaborador Nacho Plans, un mega-crack del coaching de equipos). Promesa que me hago a mí mismo de que haré todo lo que esté en mis manos para alcanzar mis metas, siempre que las haya validado previamente y revisado periódicamente. La gran diferencia radica en si el compromiso lo establezco yo libre y voluntariamente o si por el contrario viene impuesto directa o indirectamente por otros.

Acto seguido pongo en práctica dos herramientas para sellar y alicatar el compromiso: los hábitos y la disciplina, dos conceptos que tienen mucho en común y que combinados forman un equipo invencible.

Entendemos por hábito “cualquier comportamiento repetido regularmente, que requiere de un pequeño o ningún raciocinio y es aprendido, más que innato”. La PNL nos enseña que cualquier hábito repetido durante 21 días queda instalado en nuestra mente inconsciente de manera que lo podemos reproducir sin esfuerzo en piloto automático.

Disciplina se define como “Conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a cierto resultado”. Si sustituimos el “conjunto de reglas y normas” por hábitos, pues ya tenemos la fórmula magistral que nos lleva al triunfo inevitable !!

En definitiva, buenos hábitos ejecutados con disciplina nos conducen a buenos resultados, y malos hábitos a resultados no deseables. Parece obvio ¿verdad? Pues ya no tenemos excusa para llenar nuestro día a día de buenos hábitos y disciplina !! Algunos de los que yo practico: levantarme a las 7h entre semana, leer a diario, planificar el horario laboral de la semana, practicar fitness durante al menos 20 minutos diarios…

Motivación a raudales: la herramienta de construcción masiva

Inyectar motivación en mi vida es lo que me va a permitir poner en práctica el compromiso, los buenos hábitos y la disciplina sin esfuerzo. ¿Y cómo hacerlo? Pues simplemente llenando mi vida y mi tiempo de cosas que me gusta hacer, ya sea en el trabajo o en mi tiempo de ocio. Y no valen excusas: ¿que mi trabajo es monótono y aburrido? Pues lo transformo o lo cambio !! Me las ingenio para darle la vuelta porque opciones no me faltan (marcarme nuevos retos, proponer ideas de mejora, fortalecer la relación con mis compañeros…)

O sea, transformamos lo que conocemos como fuerza de voluntad en inercia de voluntad: la motivación me conduce a establecer buenos hábitos de forma natural y disciplinada. Por tanto, pongo orden y sentido a la motivación para sacarle el máximo rendimiento. ¿Tiene sentido para ti esto que te cuento? Para mí lo tiene todo !!

Para acabar, quiero desvelarte algunos de mis compromisos para este año y qué hábitos voy a llevar a cabo de forma disciplinada para cumplirlos.

Compromisos:

Hábitos:

Entonces, ¿te parece buena idea esto de marcarse objetivos? Funciona de verdad ! Empieza con tu lista para este año si todavía no lo has hecho. Si aplicas la fórmula mágica Objetivos + compromiso + buenos hábitos + disciplina, solo me queda desearte un feliz y próspero 2017, porque para este año ya lo tienes asegurado.

 

¿Quieres más sobre objetivos? Te invito a ver mi vídeo en Youtube en el que hablo de objetivos con un ejemplo “animado”:

Coyote, Correcaminos y la Productividad - David Quesada

Coyote, Correcaminos y la Productividad.

¿Quieres más para seguir aprendiendo a poner foco y organizarte?
Aquí van dos artículos geniales:
Cómo organizar un blog, la agenda y la vida. Muy difícil: haciendo.(Ana Bizarro)
Bienvenido a 2016: crea tu plan de acción en 4 pasos (Laura Echevarrieta)

 

Equipo Motivado by David Quesada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *