Cómo influyen los valores en la productividad del equipo

Cuando decimos que un equipo es productivo nos referimos al resultado del trabajo, a si se han alcanzado los resultados y objetivos con la dedicación en tiempo y recursos planificada. O sea, que lo hemos logrado hacer de forma eficaz (objetivo logrado…) y eficiente (…sin despilfarrar recursos).

Cuando esto no ocurre, entonces nos ponemos a pensar qué ha fallado: ¿quizás la comunicación? ¿la planificación, el compromiso, la colaboración, el liderazgo, la motivación…?

Si cada vez que ocurre un problema nos volvemos a hacer las mismas preguntas, es que algo falla: nos falta lo que llamo un PSSP, que es un Procedimiento Sistemático de Resolución de Problemas . O lo que es lo mismo, una herramienta que nos permita poner foco cada vez que ocurre algo fuera de lo esperado, ahorrando tiempo y energía de todos.

El PSSP del que te quiero hablar hoy son los Valores de Equipo. Una herramienta muy potente que genera compromiso, cohesión, motivación y productividad… ¡casi nada!

Todo equipo siempre se mueve y actúa en base a unos valores latentes, seamos o no conscientes de ellos. Ya que esto es así, ¿por qué no sacarlos a la luz en beneficio de todos?

El equipo se nutre de sus valores por dos vías:

  • Los valores y las creencias de cada uno de los miembros del equipo individualmente. Los que traen de casa, vamos.
  • Los valores del equipo como una sola unidad. O sea, los que identifican al equipo por encima de los valores personales de cada uno, aunque influenciado por ellos.

Cuando tomamos conciencia de los valores que guían al equipo todo empieza a cambiar. Y más cuando éstos han sido elegidos de forma democrática y consensuada por todos. Yo lo hago a través de la metodología de Coaching por Valores, creada por Simon Dolan una persona de aquellas que hacen falta más en este mundo. Aquí tienes el link de la entrevista que le hice para el blog.

Una vez tienes los valores de equipo identificados, puedes hacer un seguimiento del grado de cumplimiento con cada uno de ellos en las reuniones de equipo, así como de las acciones necesarias a llevar a cabo para ser coherente con ellos. Esto redunda de forma directa en la productividad y la eficacia del equipo, dado que los valores y las acciones consensuadas se refieren a lo que todos consideran como lo más importante, la gasolina que mueve el motor hasta llevar el avión al destino (objetivo) deseado.

Los valores de equipo bien trabajados inciden directamente en la #productividad Clic para tuitear

Como ejemplo reciente, te diré que he trabajado en el último mes con el equipo de producción de una empresa que tras consensuar sus valores y trabajar acciones concretas a llevar a cabo con un seguimiento semanal, el indicador de motivación del equipo ha aumentado en un 24% y la productividad en un 15%.

El mayor cáncer de la empresa

Dicen que el dolor es inevitable pero que el sufrimiento es voluntario. Estoy de acuerdo, el sufrimiento es voluntario porque está en nuestra mente, mientras que el dolor lo asociamos con algo físico, con nuestro cuerpo.

Podemos sentir dolor y aceptarlo para dejar de sufrir por ello. El dolor es algo real que está pasando, mientras que el sufrimiento es un tema mental sobre el que tenemos responsabilidad y poder de decisión.

Puede que discrepes con lo anterior, aunque si lo llevamos al terreno de la empresa y del trabajo, dejamos de lado el dolor y nos centramos cien por cien en el sufrimiento por lo que nos ocurre. En el trabajo, todo parece más sutil y condicionado por nuestros miedos más escondidos en relación con historias como nuestra prosperidad económica o el reconocimiento de nuestro éxito profesional. Estos miedos en ocasiones nos pueden llevar a tomar de forma inconsciente decisiones egoístas o pensando más en el beneficio personal a corto plazo.

Cuando esto ocurre, la armonía y el equilibrio empiezan a agrietarse. Nuestro ego ha entrado en acción y eso tiene consecuencias. Porque solo podemos actuar desde dos perspectivas, tanto fuera como dentro del trabajo: desde el miedo o desde el amor, y el ego siempre se manifiesta desde la primera: desde el miedo, el temor. Esto es así siempre.

 Los problemas del ego by David Quesada

 

Si tengo personas a mi cargo, entonces todo se hace más complejo cuando actúo desde el ego. ¿Por qué? Porque las relaciones personales y sistémicas están en peligro y tengo la responsabilidad de abordarlo. Es un problema grave. Mucho más que la avería de una máquina o una caída en las ventas. Una máquina estropeada es un problema claramente identificado junto con su solución, mientras que una relación personal deteriorada con un compañero, responsable o colaborador es como un pequeño tumor que va haciendo mella en tu salud día a día, en silencio pero de forma letal. Y esto afecta mucho más a la productividad y a la eficiencia que cualquier problema técnico.

Aquí van algunos ejemplos de pensamientos o actuaciones que puedo llegar a poner en práctica desde el ego y sus miedos, sea como responsable, colega o colaborador:

“Voy a dar orden de que despidan a una persona de mi equipo sin aviso previo para que no me genere conflictos”

“He decidido no aceptar una decisión que me afecta por considerarla injusta”

“Como este compañero de departamento no me trata con respeto, he decidido no relacionarme con él”

“Soy el máximo responsable de este éxito del departamento y así lo voy a hacer ver a mis superiores”.

“Esta persona es muy incompetente y siempre genera problemas, por eso como responsable pienso que no merece el incentivo de equipo por alcanzar los objetivos”.

Los ejemplos anteriores se manifiestan desde el ego inflado, orgulloso y altivo en algunos casos, diría yo. Pero el ego también se esmera a veces por hacernos más pequeños. Es nuestro ego auto-destructivo que nos hace pensar cosas como:

“No voy a ser capaz de estar a la altura de lo que se me pide”

“Solo veo problemas a mi alrededor y no sé por dónde empezar a solucionarlos, lo cual me genera estrés y ansiedad”

“La situación ha llegado a tal punto que pienso que ni yo ni nadie puede ya reconducirla”

“Veo que estoy perdiendo autoridad y credibilidad en mi equipo y no sé por qué”

Todas estas situaciones tienen un gran poder de destrucción de relaciones personales y pueden acabar abocando a cualquier negocio a la ruina o a la “mala vida”. O sea, negocios que subsisten bajo la atmósfera de malos pensamientos y acciones porque la gente se acaba resignando a esta toxicidad permanente. ¿Vale la pena vivir así tantos años con la cantidad de horas que pasamos en el trabajo?

Los problemas del ego en las relaciones personales son el mayor cáncer de la empresa Clic para tuitear

Este es el pan de cada día en muchas organizaciones, ¿y sabes por qué? Pues porque no se deciden o no se atreven a atacar la raíz del problema: nuestros pensamientos negativos no evaluados con respecto a los demás y a nosotros mismos. Todos estos problemas que te planteo tienen una solución mucho más simple de lo que parece. Te lo digo por experiencia, como directivo y como transformer de directivos y equipos, que es a lo que me dedico actualmente: a transformar la forma de percibir la realidad y los problemas que nos afectan o que nosotros mismos nos creamos. Y esto no solo nos sirve para el trabajo, sino también para cualquier situación que vivamos fuera de él. ¡Es magnífico!

Existen métodos y técnicas muy efectivas para neutralizar cualquier problema y evitar que expanda su poder destructor, ya provenga desde la acción del ego inflado o del ego auto-destructivo. La forma de abordar y neutralizar cada tipo de ego es distinta, pero igualmente efectiva. He utilizado estas técnicas también conmigo mismo y el resultado es sensacional. Si no fuera así, ni las explicaría ni las utilizaría en el ámbito profesional.

De ello y más cosas te hablaremos en nuestra próxima conferencia con Marta Badia: Super-Power Líder – Que la fuerza del equipo te acompañe. Una conferencia interactiva y diferente que me hace especial ilusión compartir contigo. Si te interesa este tema, el cómo disolver el ego y solucionar todos los problemas que te hacen sufrir dentro y fuera del trabajo como directivo/a, te la recomiendo.

¡Espero que nos veamos pronto!

El efecto Flautista de Hamelín

Quiero hablarte de tres conceptos que a menudo descuidamos y que si somos capaces de combinarlos adecuadamente nos llevarán al éxito profesional en todo lo que nos propongamos.

Si nos preguntamos una y otra vez por qué no logramos lo que nos proponemos, por qué es tan complicado que los demás me entiendan y me hagan caso, entonces está fallando algo de base: nos centramos siempre en las consecuencias, los efectos y descuidamos lo más importante, las causas.

Trabajar el origen del problema es lo que nos ayudará a encontrar la solución. Parece simple ¿verdad? ¡Entonces por qué nos cuesta tanto aplicarlo!

Nuestra habilidad de liderazgo sobre los demás mejora exponencialmente cuando reflexionamos sobre nuestro nivel de autocrítica, empatía y asertividad en cada situación.

Autocrítica

¿Te has preguntado en qué estás fallando tú o qué podrías hacer mejor? Cuestionarse lo que hago y cómo lo hago no es un tema de inseguridad como puede parecer a primera vista, sino acto de humildad que me permite seguir evolucionando. Las personas con las que trabajo codo a codo son las que me pueden dar la información más valiosa para poder hacer mejor mi trabajo.

Eso sí, antes tengo que promover un buen clima de confianza para que puedan expresarse sin temor a represalias o malos entendidos. Su feddback sincero es un regalo muy valioso para mí. En cambio, una respuesta políticamente correcta sin mojarse, no me sirve de mucho.

 Liderazgo by David Quesada

 

Empatía

¿Te has puesto en el lugar de los demás para entender por qué actúan de este modo? Siempre hay un motivo oculto total o parcialmente detrás de cada comportamiento. ¡Cuántos problemas se generan por no indagar ni tratar de entender la motivación de las personas con las que interactuamos!

Emitimos en segundos nuestros propios juicios y sentencias. Vamos a nuestra bola y cuando los demás actúan de forma alejada de nuestra manera de ver las cosas, la primera reacción es de rechazo. Si le ponemos cada día un poco más de empatía a la vida, en cuatro días el mundo empieza a rotar de otra forma. ¡100% garantizado!

Asertividad

¿Eres capaz de comunicar lo que necesitas de forma clara y respetuosa? La asertividad es una herramienta muy poderosa para conseguir lo que desees y que los demás te lleven a ello por su propia voluntad. Por supuesto siempre que la uses con fines honestos.

La asertividad se sitúa en un punto intermedio entre otras dos conductas polares: la pasividad y la agresividad.

Hay quien nace con el don de la palabra y sabe hacer un buen uso de ellos. Si no es tu caso, no te preocupes, es cuestión de elegir un método y practicar, practicar, practicar…

Yo fui capar de elevar mi nivel de asertividad a un estado que antes nunca había imaginado gracias a mi paso por el club de oratoria “Maestros de la palabra” de Josep Cussó. Además, conseguí vencer el miedo a hablar en público y convertirme en un conferenciante que disfruta a tope preparando y compartiendo sus charlas. Ya estoy preparando la próxima para dentro de unos meses, ¡te aviso que va a ser la bomba! Te mantendré informado/a…

Si la asertividad la combinas con una buena dosis de escucha activa… ¡no habrá interlocutor que se te resista! Serás como el Flautista de Hamelin que guía a sus seguidores allá donde quiera. Ojo, ¡que eso es una gran responsabilidad!

#asertividad + escucha activa = Flautista de Hamelin… ¡todos te siguen! #liderazgo Clic para tuitear

En resumen, la autocrítica te inyectará humildad, la empatía comprensión y la asertividad atracción. ¡Es un cóctel ganador!

Aprende a aplicar estos tres conceptos para impulsar tu capacidad de liderazgo y motivación en tu equipo. El coaching empresarial es la disciplina idea para llevarlo a cabo que forma segura y eficaz: grandes resultados en el menor tiempo posible.

Atracción vs Desapego, ¿dos leyes incompatibles? (Parte II)

En el artículo anterior te hablaba de la ley de la Atracción como fuente para conectarnos con lo que más deseamos a través de nuestros pensamientos. Es tan fácil como escorarte hacia el optimismo en vez de hacia el pesimismo, aunque con los tiempos que corren parece todo un reto, ¿verdad? Guerras, crisis, corrupción, extremismo […]

Objetivo: Feliz 2017 !!

Sí, has leído bien el título. No se trata de un error tipográfico ni se me ha ido la olla. Efectivamente quiero felicitarte ya el año próximo. Todo tiene una explicación clara y simple. ¿Quieres descubrirlo? Pues te invito a seguir leyendo !!

La primera pregunta que quiero hacerte es la siguiente: ¿Cómo afrontas el año que ahora empieza?

Voy a ser más específico:

¿Con qué estás realmente comprometido/a? ¿Qué acciones vas a llevar a cabo para lograr tus objetivos?
¿Has puesto fecha para conseguirlo? ¿Lo has calendarizado?

En definitiva: ¿tienes tu hoja de ruta para 2016 o piensas ir haciendo sobre la marcha?

Establecer objetivos: empezar la casa por los cimientos

Marcarme objetivos es uno de los hábitos más poderosos que he conocido para ser eficaz en todo lo que me propongo. La mayoría de gente hoy en día todavía vive en la improvisación, en dejarse llevar por las circunstancias, en ir haciendo… Qué peligro tiene eso !!

Ya lo decía Seneca en una de mis frases favoritas: “No hay vientos favorables para un barco sin rumbo”. O lo que es lo mismo:

Si no sabes a dónde vas, nunca llegaras a ninguna parte: márcate objetivos !! Clic para tuitear

DavidQuesada9

Compromiso, hábitos y disciplina: la fórmula mágica

Si me marco metas, ¿significa que las tengo que lograr sí o sí y que lo contrario es un fracaso? Noooo !! Quiere decir que estás comprometido con lograr algo que deseas y que desde que lo asumes, vas a hacer el seguimiento necesario para ir adaptando en vuelo y cambiar fechas si es necesario. O incluso te puedes replantear la definición del propio objetivo.

Esto del compromiso tiene tela. Quizás lo primero que nos viene a la mente cuando oímos esta palabra son frases del estilo: boda, unidos para siempre, amor eterno, socios manque nos pese … y cuando la cosa no funciona lo transformamos en crisis, problemas, divorcio, bancarrota, litigios… Entonces asimilamos el compromiso a situaciones negativas y huimos de él como de la peste.

¿Pero qué tal si cambiamos nuestro paradigma mental o nuestra creencia que el compromiso supone atarse a algo irremediablemente? Yo lo veo así:

Compromiso significa “con promesa” (esto lo aprendí de mi buen amigo y colaborador Nacho Plans, un mega-crack del coaching de equipos). Promesa que me hago a mí mismo de que haré todo lo que esté en mis manos para alcanzar mis metas, siempre que las haya validado previamente y revisado periódicamente. La gran diferencia radica en si el compromiso lo establezco yo libre y voluntariamente o si por el contrario viene impuesto directa o indirectamente por otros.

Acto seguido pongo en práctica dos herramientas para sellar y alicatar el compromiso: los hábitos y la disciplina, dos conceptos que tienen mucho en común y que combinados forman un equipo invencible.

Entendemos por hábito “cualquier comportamiento repetido regularmente, que requiere de un pequeño o ningún raciocinio y es aprendido, más que innato”. La PNL nos enseña que cualquier hábito repetido durante 21 días queda instalado en nuestra mente inconsciente de manera que lo podemos reproducir sin esfuerzo en piloto automático.

Disciplina se define como “Conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a cierto resultado”. Si sustituimos el “conjunto de reglas y normas” por hábitos, pues ya tenemos la fórmula magistral que nos lleva al triunfo inevitable !!

En definitiva, buenos hábitos ejecutados con disciplina nos conducen a buenos resultados, y malos hábitos a resultados no deseables. Parece obvio ¿verdad? Pues ya no tenemos excusa para llenar nuestro día a día de buenos hábitos y disciplina !! Algunos de los que yo practico: levantarme a las 7h entre semana, leer a diario, planificar el horario laboral de la semana, practicar fitness durante al menos 20 minutos diarios…

Motivación a raudales: la herramienta de construcción masiva

Inyectar motivación en mi vida es lo que me va a permitir poner en práctica el compromiso, los buenos hábitos y la disciplina sin esfuerzo. ¿Y cómo hacerlo? Pues simplemente llenando mi vida y mi tiempo de cosas que me gusta hacer, ya sea en el trabajo o en mi tiempo de ocio. Y no valen excusas: ¿que mi trabajo es monótono y aburrido? Pues lo transformo o lo cambio !! Me las ingenio para darle la vuelta porque opciones no me faltan (marcarme nuevos retos, proponer ideas de mejora, fortalecer la relación con mis compañeros…)

O sea, transformamos lo que conocemos como fuerza de voluntad en inercia de voluntad: la motivación me conduce a establecer buenos hábitos de forma natural y disciplinada. Por tanto, pongo orden y sentido a la motivación para sacarle el máximo rendimiento. ¿Tiene sentido para ti esto que te cuento? Para mí lo tiene todo !!

Para acabar, quiero desvelarte algunos de mis compromisos para este año y qué hábitos voy a llevar a cabo de forma disciplinada para cumplirlos.

Compromisos:

  • Dedicar un mínimo de 15h semanales a desarrollar mi canal online.
  • Co-crear una red de colaboradores para el desarrollo colaborativo de nuestros proyectos online (esto ya está en marcha y va a ser la bomba!!).
  • Finalizar mi primer video-curso online “Conocerse: Inteligencia Emocional y más” (primer trimestre de 2016).
  • Publicar al menos un info-producto bimensual en mi plataforma online Training Consciente.

Hábitos:

  • Escribir y publicar un post semanal en mi blog (cada martes).
  • Enviar semanalmente una newsletter a toda mi lista de suscriptores (cada jueves).
  • Planificar semanalmente el tiempo dedicado al canal online y las acciones que llevaré a cabo (escribir y publicar post, crear y enviar la newsletter, surfear en las redes sociales, diseño y producción de video-cursos, gestión de la web y campañas de marketing, proyectos colaborativos…).

Entonces, ¿te parece buena idea esto de marcarse objetivos? Funciona de verdad ! Empieza con tu lista para este año si todavía no lo has hecho. Si aplicas la fórmula mágica Objetivos + compromiso + buenos hábitos + disciplina, solo me queda desearte un feliz y próspero 2017, porque para este año ya lo tienes asegurado.

 

¿Quieres más sobre objetivos? Te invito a ver mi vídeo en Youtube en el que hablo de objetivos con un ejemplo “animado”:

Coyote, Correcaminos y la Productividad - David Quesada

Coyote, Correcaminos y la Productividad.

¿Quieres más para seguir aprendiendo a poner foco y organizarte?
Aquí van dos artículos geniales:
Cómo organizar un blog, la agenda y la vida. Muy difícil: haciendo.(Ana Bizarro)
Bienvenido a 2016: crea tu plan de acción en 4 pasos (Laura Echevarrieta)

 

Equipo Motivado by David Quesada