Mamá, Papá y el Liderazgo

Hay quien dice que esto del liderazgo se lleva en la sangre, en los genes, que solo está al alcance de unos pocos. Es un argumento que no comparto. Liderar personas y equipos es una competencia que como casi todo en la vida se puede desarrollar con la práctica y el entrenamiento.

Es más, hay mucha gente que practica el liderazgo a diario sin darse cuenta. Lo primero que nos viene a la mente es el mundo empresarial y la política, pero hay un tipo de organización que supera incluso en número al de las pymes y que alberga el mayor ejército de líderes en todo el mundo: la familia.

Si eres padre o madre sabes de qué te hablo, ¿verdad? Con respecto a los hijos, existe un buen número de actividades que llevamos a cabo a diario y que perfectamente las podemos asimilar a las que asume un líder de equipos en el entorno profesional. Por ejemplo:

  • Organización: establecer horarios para el tiempo de ocio, la logística para llegar a todas las actividades extraescolares, el reparto de tareas domésticas…
  • Saber Delegar: cuando los hijos van creciendo y madurando (y ahora lo hacen más rápido que nunca), debemos decidir de qué tareas pueden hacerse cargo para que vayan aprendiendo a asumir y gestionar responsabilidades. También el momento de asignar una paga es ideal para introducir buenos hábitos sobre cómo administrar el dinero de forma sensata.
  • Resolución de conflictos: la adolescencia es complicada y saber afrontar los problemas que acarrea es todo un reto. Siempre digo que cuando los hijos superan esta etapa de la vida, los padres deberían recibir automáticamente un diploma máster en psicología familiar.
  • Formación para el desarrollo: una vez superada la enseñanza obligatoria, acompañar a los hijos en la siguiente etapa es toda una responsabilidad: elegir entre formación profesional o universidad, rama de actividad, idiomas… Mi consejo es sobretodo que estudien lo que más les motive, que empiecen a familiarizarse con las redes sociales profesionales y que dominen como mínimo un idioma extranjero, preferentemente inglés. Lo del idioma no tiene escusa, si el presupuesto familiar no da para que puedan estudiar en el extranjero, existen numerosas herramientas on-line a bajo coste: video-cursos, redes sociales de intercambio de idiomas, vídeos subtitulados de cualquier temática, etc. Para practicar inglés te propongo esta red social: RealLifeEnglish, que contiene gran cantidad de vocabulario, gramática, expresiones coloquiales, vídeo, audios y la posibilidad de interactuar con personas de todo el mundo..

No he mencionado otros miembros del “equipo” familiar como son abuelos/as y tíos/as que también intervienen como “colaboradores externos a la empresa” necesarios en muchos casos. Qué haríamos sin ellos/as !!

Y una mención especial se merecen todas las madres que llegan incluso a sacrificar su vida profesional para dedicarse a la familia. En la última década hemos avanzado en términos de igualdad y conciliación familia-trabajo, pero aún queda mucho camino por recorrer. En este sentido, te recomiendo el vídeo viral “Ser madre es un plus” que a día de hoy ya han visto más de 1,6 millones de personas. Por algo será…

Acabo con tres buenas recomendaciones de personas muy comprometidas con ofrecer recursos para padres y adolescentes en su camino hacia el éxito en la vida:

Gracias por dedicar tu tiempo a leer este artículo. Que pases un feliz verano !!

La RSE en las aulas

Hace unos meses estaba realizando una formación sobre oratoria en un Instituto de Educación Secundaria a los chicos de 4º curso. En el descanso, se me acercó un profesor de 3º y me comentó lo siguiente:

“Hola, soy profesor de educación física y quisiera pedirte si les puedes hacer una charla motivacional a mis alumnos de la asignatura de emprendimiento que los veo un poco parados”.

¡Madre de Dios ¡ ¡Cómo está el patio! Pensé…

Me venían a la mente varios hechos que me generaban cuanto menos sorpresa:

  • ¿Qué hacía un profesor de educación física impartiendo la asignatura de emprendimiento? Con todos mis respetos hacia él que seguro lo hacía con la mejor de las voluntades.
  • ¿Qué hacían un grupo de alumnos que el profesor catalogaba de “un poco parados” apuntados en una asignatura que consiste básicamente en conocer cómo emprender un proyecto profesional o empresarial?

Entonces decidí buscar información sobre la asignatura de emprendimiento y obtuve respuestas de distinto signo, algunas alentadoras y otras descorazonadoras. Me explico:

Es una buena noticia que por fin el gobierno se haya decidido a incorporar una asignatura que brinda a los jóvenes la posibilidad de conocer herramientas para emprender un negocio. Nunca es tarde, ¿verdad?

Pero al tratarse de una asignatura optativa, solo en tercer curso y creo que sin obligación para los centros de incorporarla, me da que esto podría acabar en una propuesta de cara a la galería. Una declaración de buenas intenciones de difícil aplicación práctica como está ocurriendo con la ley de la dependencia. Espero que no sea así.

Además, si no se dedican recursos a la preparación y especialización del profesorado, tampoco se obtendrán los resultados esperados.

Por otra parte, me satisface el hecho de que el temario de la asignatura incorpore un apartado dedicado a la RSE, ¡No podía faltar, por supuesto!

Tomé la decisión acertada de adquirir el material de trabajo de alguna editorial para conocer al detalle el contenido. En concreto fue el Manual de Emprendimiento de la editorial Vicens Vives (en catalán). Un material muy elaborado, claro y didáctico, que además pone de relieve un tema por el cual siento especial debilidad: los valores personales. María Batet es coautora de este manual y espero poderla conocer personalmente en el close-encounter que tendrá lugar a finales de junio en el Forum Impulsa de Girona.

En el RSEncuentro de Vila-Real, del que yo también puedo decir el lema “afortunadamente… yo estuve allí !!”, se habló del auge que la RSE está teniendo en los programas universitarios relacionados con la ética empresarial. Otra buena noticia sin duda. Me gustaría ir un paso más allá (o más abajo según se mire) para acercar el mundo de la RSE a las aulas de los centros de enseñanza secundaria. Seguro que estarás de acuerdo conmigo que cuanto antes iniciemos a los jóvenes en todo lo que respira RSE y ética empresarial, más empresas, directivos y profesionales con consciencia social tendremos el día de mañana y menor tendrá que ser nuestro esfuerzo pedagógico para explicar los claros e irrefutables beneficios que aporta la RSE.

PROPUESTA DE ACCIÓN

Para poder pasar de las palabras a los hechos sobre todo lo que he explicado anteriormente, te propongo pues lo siguiente:

  1. Busca un centro de enseñanza secundaria donde ofrezcan la asignatura de emprendimiento o bien el grado superior en Finanzas.
  2. Ofrécete para ayudar al profesorado o impartir alguna master-class sobre la RSE.

Yo ya he encontrado el mío y tengo previsto concertar una cita con la dirección para ofrecerme una vez finalice el presente curso escolar, pues entonces ya estarán más tranquilos y receptivos a propuestas para el siguiente curso.

Con acciones de este tipo estaremos contribuyendo a la difusión de la RSE desde edades tempranas y a que menos gente el día de mañana frunza el ceño cuando oiga hablar de la Responsabilidad Social Empresarial. Además, seguro que conseguiremos propagar aún más el pensamiento ético y las buenas prácticas empresariales, porque como dijo Juan José Almagro: “Los DIRSE somos sobre todo buena gente”. Y algunos además son del Betis… je, je.

(Este post ha sido publicado también en Diario Responsable)

– See more at: http://davidquesada.org/la-rse-en-las-aulas/#sthash.TmflAgbH.dpuf