Qué necesitan los directivos

Tiempo estimado de lectura: 2 minutos

 

De las muchas conversaciones que he tenido en los últimos años con empresarios y directivos, llego a la conclusión que encuentran en falta 2 cosas para gestionar a sus equipos:

Tiempo y Herramientas.

Tiempo:

Estas son las frases que a menudo escucho:

“El día a día me absorbe y no encuentro el momento de reunirme para despachar con el equipo”

“No tengo tiempo para planificar la semana, y menos el trimestre o el año”

“Los problemas con mis empleados (sueldos, desmotivación, malos rollos, etc.) los resuelvo al vuelo, a medida que van surgiendo”

“Me veo como un apaga-fuegos”

¿Sabías que con un par de horas a la semana podrías darles la vuelta a tus problemas de tiempo para gestionar al equipo? Es solo un 5% de tu jornada laboral. No parece mucho, ¿verdad?

1 hora a la semana para reunirte con todos: despacha los temas importantes y toma nota de quién tiene que hacer qué y de qué plazo dispone (QQC: Quién, Qué, Cuando). Aprovecha para verificar la carga de trabajo del equipo y si hay que hacer ajustes. En la siguiente reunión revisa lo anterior e incorpora nuevos temas.

1/2 hora para dedicarle a uno de tus colaboradores individualmente: de forma rotativa. Puedes aprovechar para hacer peguntas tan sencillas como profundas: ¿cómo estás? ¿cómo llevas la carga de trabajo? ¿hay algo que te preocupe? ¿necesitas algo?

1/2 hora para sentarte contigo mismo/a: con toda la información anterior, necesitarás ponerla en orden para planificar, reorganizar y tomar buenas decisiones.

Te invito a probarlo, ¡verás cambios sorprendentes!

Herramientas para directivos:

Con cada problema que te encuentres, seguro que existe una herramienta o solución que puedes aplicar de forma sistemática. Lo único que necesitas es conocerlas, saber que existen.

O sea, se trata de pasar de la incompetencia inconsciente por desconocimiento a la competencia consciente a través del conocimiento y la práctica diaria de cada herramienta.

Por ejemplo:

Si el equipo trabaja con baja productividad.
Herramientas: descripción de tareas y procedimientos de trabajo.

Si percibes falta de motivación y compromiso.
Herramientas: índice motivacional y mapa de talento.

Si falla la comunicación o no consigues conectar con tus colaboradores.
Herramientas: feedback de valor y crítica constructiva.

Si hay mal ambiente de trabajo, relaciones deficientes entre compañeros o no sabes cómo gestionar las emociones que afloran.
Herramientas: inteligencia emocional, sociograma.

No hace falta que empieces por aprender y aplicar todas estas herramientas. Empieza por una y cuando la tengas bien integrada, ves a por otra.

Busca alguien de tu organización que te las pueda enseñar o busca algún colaborador externo que te forme para dirigir a tu equipo de manera profesional.

¡Tus colaboradores te lo agradecerán y tú vivirás más tranquilo/a!

 

Si quieres aprender y practicar estas y otras herramientas, te invito a unirte al GMC – Grupo de Mejora Continua en Gestión de Equipos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *