El mayor cáncer de la empresa

Dicen que el dolor es inevitable pero que el sufrimiento es voluntario. Estoy de acuerdo, el sufrimiento es voluntario porque está en nuestra mente, mientras que el dolor lo asociamos con algo físico, con nuestro cuerpo.

Podemos sentir dolor y aceptarlo para dejar de sufrir por ello. El dolor es algo real que está pasando, mientras que el sufrimiento es un tema mental sobre el que tenemos responsabilidad y poder de decisión.

Puede que discrepes con lo anterior, aunque si lo llevamos al terreno de la empresa y del trabajo, dejamos de lado el dolor y nos centramos cien por cien en el sufrimiento por lo que nos ocurre. En el trabajo, todo parece más sutil y condicionado por nuestros miedos más escondidos en relación con historias como nuestra prosperidad económica o el reconocimiento de nuestro éxito profesional. Estos miedos en ocasiones nos pueden llevar a tomar de forma inconsciente decisiones egoístas o pensando más en el beneficio personal a corto plazo.

Cuando esto ocurre, la armonía y el equilibrio empiezan a agrietarse. Nuestro ego ha entrado en acción y eso tiene consecuencias. Porque solo podemos actuar desde dos perspectivas, tanto fuera como dentro del trabajo: desde el miedo o desde el amor, y el ego siempre se manifiesta desde la primera: desde el miedo, el temor. Esto es así siempre.

 Los problemas del ego by David Quesada

 

Si tengo personas a mi cargo, entonces todo se hace más complejo cuando actúo desde el ego. ¿Por qué? Porque las relaciones personales y sistémicas están en peligro y tengo la responsabilidad de abordarlo. Es un problema grave. Mucho más que la avería de una máquina o una caída en las ventas. Una máquina estropeada es un problema claramente identificado junto con su solución, mientras que una relación personal deteriorada con un compañero, responsable o colaborador es como un pequeño tumor que va haciendo mella en tu salud día a día, en silencio pero de forma letal. Y esto afecta mucho más a la productividad y a la eficiencia que cualquier problema técnico.

Aquí van algunos ejemplos de pensamientos o actuaciones que puedo llegar a poner en práctica desde el ego y sus miedos, sea como responsable, colega o colaborador:

“Voy a dar orden de que despidan a una persona de mi equipo sin aviso previo para que no me genere conflictos”

“He decidido no aceptar una decisión que me afecta por considerarla injusta”

“Como este compañero de departamento no me trata con respeto, he decidido no relacionarme con él”

“Soy el máximo responsable de este éxito del departamento y así lo voy a hacer ver a mis superiores”.

“Esta persona es muy incompetente y siempre genera problemas, por eso como responsable pienso que no merece el incentivo de equipo por alcanzar los objetivos”.

Los ejemplos anteriores se manifiestan desde el ego inflado, orgulloso y altivo en algunos casos, diría yo. Pero el ego también se esmera a veces por hacernos más pequeños. Es nuestro ego auto-destructivo que nos hace pensar cosas como:

“No voy a ser capaz de estar a la altura de lo que se me pide”

“Solo veo problemas a mi alrededor y no sé por dónde empezar a solucionarlos, lo cual me genera estrés y ansiedad”

“La situación ha llegado a tal punto que pienso que ni yo ni nadie puede ya reconducirla”

“Veo que estoy perdiendo autoridad y credibilidad en mi equipo y no sé por qué”

Todas estas situaciones tienen un gran poder de destrucción de relaciones personales y pueden acabar abocando a cualquier negocio a la ruina o a la “mala vida”. O sea, negocios que subsisten bajo la atmósfera de malos pensamientos y acciones porque la gente se acaba resignando a esta toxicidad permanente. ¿Vale la pena vivir así tantos años con la cantidad de horas que pasamos en el trabajo?

Los problemas del ego en las relaciones personales son el mayor cáncer de la empresa Clic para tuitear

Este es el pan de cada día en muchas organizaciones, ¿y sabes por qué? Pues porque no se deciden o no se atreven a atacar la raíz del problema: nuestros pensamientos negativos no evaluados con respecto a los demás y a nosotros mismos. Todos estos problemas que te planteo tienen una solución mucho más simple de lo que parece. Te lo digo por experiencia, como directivo y como transformer de directivos y equipos, que es a lo que me dedico actualmente: a transformar la forma de percibir la realidad y los problemas que nos afectan o que nosotros mismos nos creamos. Y esto no solo nos sirve para el trabajo, sino también para cualquier situación que vivamos fuera de él. ¡Es magnífico!

Existen métodos y técnicas muy efectivas para neutralizar cualquier problema y evitar que expanda su poder destructor, ya provenga desde la acción del ego inflado o del ego auto-destructivo. La forma de abordar y neutralizar cada tipo de ego es distinta, pero igualmente efectiva. He utilizado estas técnicas también conmigo mismo y el resultado es sensacional. Si no fuera así, ni las explicaría ni las utilizaría en el ámbito profesional.

De ello y más cosas te hablaremos en nuestra próxima conferencia con Marta Badia: Super-Power Líder – Que la fuerza del equipo te acompañe. Una conferencia interactiva y diferente que me hace especial ilusión compartir contigo. Si te interesa este tema, el cómo disolver el ego y solucionar todos los problemas que te hacen sufrir dentro y fuera del trabajo como directivo/a, te la recomiendo.

¡Espero que nos veamos pronto!

Atracción vs Desapego, ¿dos leyes incompatibles? (Parte II)

En el artículo anterior te hablaba de la ley de la Atracción como fuente para conectarnos con lo que más deseamos a través de nuestros pensamientos. Es tan fácil como escorarte hacia el optimismo en vez de hacia el pesimismo, aunque con los tiempos que corren parece todo un reto, ¿verdad? Guerras, crisis, corrupción, extremismo […]

El Liderazgo Magnético… ¿por qué tienes el equipo que tienes?

Quizás ya conoces las 21 leyes del liderazgo según John C. Maxwell. Hoy voy a hablarte de una de las que considero de mayor trascendencia: la ley del Magnetismo.

Primero te voy a pedir que mires a tu alrededor y reflexiones sobre las siguientes cuestiones:

¿Qué tipo de amigos promedio tengo? ¿Cómo son? En general, ¿son personas abiertas o intransigentes, empáticas o distantes, alegres o aburridas, vitales o depresivas, sumisas o proactivas, superficiales o espirituales, optimistas o pesimistas…?

Y ahora aplica las mismas cuestiones al entorno laboral, tanto con tus colaboradores como con tus compañeros de trabajo.

Tras la reflexión pueden ocurrir dos cosas:

Que no te sorprenda la respuesta.
Entonces ya tienes algo ganado, pues eres consciente de con qué tipo de personas te relacionas. Si sus valores son positivos, vas por buen camino. Si no es así, algo no funciona y lo sabes. La pregunta es: ¿cuánto vas a esperar para poner remedio? Luego te hablo de cómo afrontarlo…

Que te sorprenda la respuesta.
Ojo! Entonces hasta este momento no eras consciente de la realidad (tu realidad). Si te sorprende para bien, perfecto. Ahora ya has tomado conciencia y solo tienes que mantener la buena inercia.
Si te sorprende para mal, primero respira hondo, asimila la realidad y pregúntate si estás dispuesto/a cambiarla.

La ley del Magnetismo dice que un líder es en el fondo el espejo del tipo de personas que atrae en cuanto a la esencia de su manera de ser. Esto lo podemos aplicar también a cualquier tipo de profesional, aunque no lidere ningún grupo, simplemente en relación al tipo de personas que están a su alrededor: tanto jefes como compañeros o integrantes de los grupos de interés con los que se relaciona (clientes y proveedores habituales, principalmente).

Porque al final, la suma del tiempo que dedico a cada persona con sus rasgos de personalidad influye inevitablemente en mi manera de ser: mi carácter, mis valores, mi actitud, mi comportamiento…

O sea, si de los 800 minutos que puedo dedicar al día a relacionarme con los demás, 600 lo hago con personas autoritarias, intransigentes, pesimistas, superficiales o depresivas, ¿en qué me voy a acabar convirtiendo? Ya te imaginas la respuesta…

Relaciones sociales by David Quesada

Aquí es cuando hay que cuestionarse determinadas creencias y falsos mitos en el terreno profesional como:

“No es culpa mía que tengamos este tipo de clientes/proveedores tan prepotentes o quejicas”
De acuerdo, pero ¿qué vas a hacer al respecto? Si por ejemplo trabajas en un call-center en el que solo atiendes quejas de clientes muy disgustados, ¿durante cuánto tiempo lo vas a soportar? ¿Está afectando a tu manera de ser? ¿te has planteado cambiar de trabajo o indagar en cómo puedes ayudar a transformar la crispación en respeto y buena voluntad por solucionar las cosas?

Siento ser pragmático pero al final, la solución a mis problemas siempre reside en mí mismo. Si tengo que esperar a que los demás o el entorno cambie, lo más probable es que cambie sea yo, y para mal.

Si espero a que el entorno o los demás cambien, me acabarán cambiando ellos a mí. #liderazgo Clic para tuitear

“Como líder, tengo que ser mejor que mis colaboradores”
¡Nooo! Tienes que ser un buen líder, pero eso no implica que tengas que ser mejor que los miembros de tu equipo en todo. De hecho, el éxito del liderazgo radica en saberte rodear de los mejores en su especialidad y que además tengan buenos valores de equipo. Ellos aprenden de ti y tú aprendes de ellos. Así de fácil.

“Aquí las cosas se han hecho siempre así y pretender cambiarlas es tarea imposible”
Una cosa en aceptar la realidad y otra muy distinta resignarse. Si tenemos una cultura empresarial basada por ejemplo en el beneficio económico a corto plazo, el palo y la zanahoria y el trabajo a destajo es porque así lo hemos querido o lo hemos consentido, desde el primer directivo hasta el último operario.

En nuestras manos está empezar a cambiarlo. Si no puedo desde arriba, puedo empezar con mi equipo, con las personas que contrato. ¿Qué valores tienen? ¿Qué buscan principalmente? ¿un sueldo o realizarse profesionalmente?

La cultura en la empresa se construye con todos y cada uno de sus miembros. Y si no me dejan crear mi propio equipo en base a la forma de hacer las cosas en que yo creo, o me empujan a hacerlo en contra de mis ideales profesionales, pues lo tengo fácil: me resigo o me reasigno (o sea, cambio de aires).

Y si eres empresario o miembro de la alta dirección y crees que hace falta cambiar las cosas, no te lo pienses. Empieza a dar los primeros pasos en firme:

  • Comparte y contagia la nueva visión a tu alrededor.
  • Busca apoyos en la gente de confianza que crea en el cambio. Empodéralos.
  • Invita a que abandonen el barco aquellos que se opongan radicalmente, los saboteadores. Seguramente será inevitable tener que hacer algún tipo de purga.
  • Busca ayuda externa especializada en Change Management para tener los riesgos controlados y que nada se escape a la improvisación.
  • Celebra los pequeños éxitos del proceso para generar ilusión, confianza y sentido de pertenencia.

¡Pruébalo y me cuentas!

Objetivo: Feliz 2017 !!

Sí, has leído bien el título. No se trata de un error tipográfico ni se me ha ido la olla. Efectivamente quiero felicitarte ya el año próximo. Todo tiene una explicación clara y simple. ¿Quieres descubrirlo? Pues te invito a seguir leyendo !!

La primera pregunta que quiero hacerte es la siguiente: ¿Cómo afrontas el año que ahora empieza?

Voy a ser más específico:

¿Con qué estás realmente comprometido/a? ¿Qué acciones vas a llevar a cabo para lograr tus objetivos?
¿Has puesto fecha para conseguirlo? ¿Lo has calendarizado?

En definitiva: ¿tienes tu hoja de ruta para 2016 o piensas ir haciendo sobre la marcha?

Establecer objetivos: empezar la casa por los cimientos

Marcarme objetivos es uno de los hábitos más poderosos que he conocido para ser eficaz en todo lo que me propongo. La mayoría de gente hoy en día todavía vive en la improvisación, en dejarse llevar por las circunstancias, en ir haciendo… Qué peligro tiene eso !!

Ya lo decía Seneca en una de mis frases favoritas: “No hay vientos favorables para un barco sin rumbo”. O lo que es lo mismo:

Si no sabes a dónde vas, nunca llegaras a ninguna parte: márcate objetivos !! Clic para tuitear

DavidQuesada9

Compromiso, hábitos y disciplina: la fórmula mágica

Si me marco metas, ¿significa que las tengo que lograr sí o sí y que lo contrario es un fracaso? Noooo !! Quiere decir que estás comprometido con lograr algo que deseas y que desde que lo asumes, vas a hacer el seguimiento necesario para ir adaptando en vuelo y cambiar fechas si es necesario. O incluso te puedes replantear la definición del propio objetivo.

Esto del compromiso tiene tela. Quizás lo primero que nos viene a la mente cuando oímos esta palabra son frases del estilo: boda, unidos para siempre, amor eterno, socios manque nos pese … y cuando la cosa no funciona lo transformamos en crisis, problemas, divorcio, bancarrota, litigios… Entonces asimilamos el compromiso a situaciones negativas y huimos de él como de la peste.

¿Pero qué tal si cambiamos nuestro paradigma mental o nuestra creencia que el compromiso supone atarse a algo irremediablemente? Yo lo veo así:

Compromiso significa “con promesa” (esto lo aprendí de mi buen amigo y colaborador Nacho Plans, un mega-crack del coaching de equipos). Promesa que me hago a mí mismo de que haré todo lo que esté en mis manos para alcanzar mis metas, siempre que las haya validado previamente y revisado periódicamente. La gran diferencia radica en si el compromiso lo establezco yo libre y voluntariamente o si por el contrario viene impuesto directa o indirectamente por otros.

Acto seguido pongo en práctica dos herramientas para sellar y alicatar el compromiso: los hábitos y la disciplina, dos conceptos que tienen mucho en común y que combinados forman un equipo invencible.

Entendemos por hábito “cualquier comportamiento repetido regularmente, que requiere de un pequeño o ningún raciocinio y es aprendido, más que innato”. La PNL nos enseña que cualquier hábito repetido durante 21 días queda instalado en nuestra mente inconsciente de manera que lo podemos reproducir sin esfuerzo en piloto automático.

Disciplina se define como “Conjunto de reglas o normas cuyo cumplimiento de manera constante conducen a cierto resultado”. Si sustituimos el “conjunto de reglas y normas” por hábitos, pues ya tenemos la fórmula magistral que nos lleva al triunfo inevitable !!

En definitiva, buenos hábitos ejecutados con disciplina nos conducen a buenos resultados, y malos hábitos a resultados no deseables. Parece obvio ¿verdad? Pues ya no tenemos excusa para llenar nuestro día a día de buenos hábitos y disciplina !! Algunos de los que yo practico: levantarme a las 7h entre semana, leer a diario, planificar el horario laboral de la semana, practicar fitness durante al menos 20 minutos diarios…

Motivación a raudales: la herramienta de construcción masiva

Inyectar motivación en mi vida es lo que me va a permitir poner en práctica el compromiso, los buenos hábitos y la disciplina sin esfuerzo. ¿Y cómo hacerlo? Pues simplemente llenando mi vida y mi tiempo de cosas que me gusta hacer, ya sea en el trabajo o en mi tiempo de ocio. Y no valen excusas: ¿que mi trabajo es monótono y aburrido? Pues lo transformo o lo cambio !! Me las ingenio para darle la vuelta porque opciones no me faltan (marcarme nuevos retos, proponer ideas de mejora, fortalecer la relación con mis compañeros…)

O sea, transformamos lo que conocemos como fuerza de voluntad en inercia de voluntad: la motivación me conduce a establecer buenos hábitos de forma natural y disciplinada. Por tanto, pongo orden y sentido a la motivación para sacarle el máximo rendimiento. ¿Tiene sentido para ti esto que te cuento? Para mí lo tiene todo !!

Para acabar, quiero desvelarte algunos de mis compromisos para este año y qué hábitos voy a llevar a cabo de forma disciplinada para cumplirlos.

Compromisos:

  • Dedicar un mínimo de 15h semanales a desarrollar mi canal online.
  • Co-crear una red de colaboradores para el desarrollo colaborativo de nuestros proyectos online (esto ya está en marcha y va a ser la bomba!!).
  • Finalizar mi primer video-curso online “Conocerse: Inteligencia Emocional y más” (primer trimestre de 2016).
  • Publicar al menos un info-producto bimensual en mi plataforma online Training Consciente.

Hábitos:

  • Escribir y publicar un post semanal en mi blog (cada martes).
  • Enviar semanalmente una newsletter a toda mi lista de suscriptores (cada jueves).
  • Planificar semanalmente el tiempo dedicado al canal online y las acciones que llevaré a cabo (escribir y publicar post, crear y enviar la newsletter, surfear en las redes sociales, diseño y producción de video-cursos, gestión de la web y campañas de marketing, proyectos colaborativos…).

Entonces, ¿te parece buena idea esto de marcarse objetivos? Funciona de verdad ! Empieza con tu lista para este año si todavía no lo has hecho. Si aplicas la fórmula mágica Objetivos + compromiso + buenos hábitos + disciplina, solo me queda desearte un feliz y próspero 2017, porque para este año ya lo tienes asegurado.

 

¿Quieres más sobre objetivos? Te invito a ver mi vídeo en Youtube en el que hablo de objetivos con un ejemplo “animado”:

Coyote, Correcaminos y la Productividad - David Quesada

Coyote, Correcaminos y la Productividad.

¿Quieres más para seguir aprendiendo a poner foco y organizarte?
Aquí van dos artículos geniales:
Cómo organizar un blog, la agenda y la vida. Muy difícil: haciendo.(Ana Bizarro)
Bienvenido a 2016: crea tu plan de acción en 4 pasos (Laura Echevarrieta)

 

Equipo Motivado by David Quesada

¿Qué tal vas de Riqueza MESI?

Probablemente al leer el título de este post lo primero que has pensado es que voy a hablarte de fútbol, pero no… Bueno sí, solo para decirte que sobre esto del fútbol hay para escribir una enciclopedia. Me refiero a la afición al deporte llevada al extremo: los fanatismos, la cólera colectiva que se puede respirar en un estadio, la miopía cuando juzgamos al árbitro según del lado que estemos, por no decir la vergüenza que sienten algunos niños al ver las reacciones de sus padres en la grada…

La Riqueza MESI no se refiere a la riqueza del que se considera el mejor jugador de fútbol mundial, o uno de los mejores, para que nadie se enfade (lo dice un “periquito” al que algunos califican de descafeinado, será por eso de no ser radical).

La Riqueza MESI es un acrónimo de los 4 tipos de Riqueza que podemos identificar: Material, Espiritual, Social e Intelectual (Riqueza Zenks)Pero déjame que te explique de qué va esto de la riqueza:

Hay mucha gente que piensa que el orden normal de las cosas es el siguiente: estudiar para tener un buen trabajo y así tener dinero con el que relacionarse socialmente y alcanzar el éxito personal. Es una forma superflua de combinar por este orden la riqueza intelectual, la material y la social. Dejan al margen la riqueza espiritual, pues piensan que esto del espíritu es algo místico para gente soñadora, que no va con el mundo real.

¿He dicho “mundo real”? ¿Sí? Pues este es el origen de la reflexión que quiero compartir contigo. Lo que entendemos por mundo real, en el fondo es una realidad proyectada de lo que cada uno de nosotros piensa y siente, de nuestra inteligencia emocional y racional llevada a la acción. Por eso donde yo veo un penalti otra persona ve un error garrafal del árbitro, cuando el hecho ocurrido es único pero visto desde distinto prisma. Por eso hay personas que de una misma situación ven crisis, problemas y desdicha, y otras ven oportunidades, retos y desarrollo personal.

Entonces aquí va mi propuesta sobre la fórmula ideal de la Riqueza que te llevará a conseguir el verdadero éxito en la vida:

  • Primero empieza por cultivar una parte de la Riqueza Espiritual. En concreto aquella que te hace reflexionar sobre tu verdadera misión en tu vida, el fin último, lo que te hace realmente feliz y favorece tu sana autoestima. Significa elevar tu conciencia para que todo lo que pienses y hagas a partir de ahora contribuya a que logres cumplir tu misión.
  • Seguidamente combina la Riqueza Intelectual y Social de la siguiente forma:

Riqueza Intelectual para aprender y convertirte en experto/a de lo que más te gusta hacer, lo que más te apasiona, y sobretodo piensa en cómo puedes ganarte la vida con ello. Es importante que lo enfoques hacia cómo puedes ayudar a los demás con tu labor profesional.

Riqueza Social para relacionarte con personas afines a tus ideales, valores y filosofía de vida. Personas de las que aprender día a día, con las que generarás oportunidades para trabajar en equipo y compartir proyectos ilusionantes.

  • Por último, si has puesto en práctica lo anterior, cuando menos te lo esperes llegará la Riqueza Material, no antes. Mucha gente (entre la que yo me incluía hace un tiempo) piensa que para ser feliz primero hay que ser rico, pero es al revés: uno primero decide ser feliz y después llega la riqueza material.
Ser feliz es una decisión personal, una actitud ante la vida. Clic para tuitear

Raimon Samsó lo sintetiza a la perfección con una frase: Libre, sabio y rico.

Entonces te propongo que eleves tu conciencia para ser libre de pensamiento, que practiques la riqueza intelectual y social para ser sabio y que esperes a que irremediablemente llegue l riqueza material como consecuencia de todo lo anterior.

¿Qué te parece mi propuesta? ¿Estás de acuerdo con la fórmula ideal de la Riqueza?

 

 

En el trabajo: ¿Te resignas o te reasignas?

Hoy en día hay demasiada gente que vive entregada con resignación a un trabajo que no le gusta. Arrastran su ser a un empleo en el que si pudieran adelantarían en un suspiro las manecillas del reloj hasta el final de la jornada. Piensan que ya no hay alternativa y buscan el motivo en causas ajenas a su control para que su mente pueda justificar esta situación tan dañina sin tener que mojarse: la crisis, la economía capitalista, la codicia del mundo empresarial y sus dirigentes, el egoísmo de los demás, la ausencia de valores, la imperfección del cerebro humano…

Hay claros síntomas para detectar esta epidemia: estrés, autoestima insana, inseguridad permanente, síndrome post-vacacional o “pre-lunesino”…

Al finan caen en la falsa complacencia de que ahí afuera la cosa está peor y “que ya puedo estar contento/a con lo que tengo”. Entiendo esta forma de pensar pero ya no la comparto, pues hubo un tiempo en que yo me sentía así hasta que decidí acabar con el chantaje emocional que me estaba haciendo a mí mismo.

Decidí emprender un ilusionante “proyecto sin alcohol” como la cerveza 0,0: cero clientes y cero ingresos. No fue una decisión fácil, te lo aseguro, pero cambió todo cuando sembré en mi mente la semilla de una creencia poderosa e indestructible, a prueba de fracasos y decepciones:

“La incomodidad presente me llevará a la prosperidad futura”. Clic para tuitear

He tenido que cruzar el desierto con mi tanque de cerveza 0,0. Yo pensaba: pero si a mí solo me gusta la Coronita!! Pues nada, aposté por la 0,0 !!. Dicen que hay que probar de todo, verdad?

Cruzar el desierto  me ha hecho todavía más fuerte, porque sigo vivo, con la misma ilusión y pasión que el primer día y con un buen puñado de compañeros/as de viaje que de otra forma nunca hubiera conocido. Además, cuando al final de la travesía vislumbras el brillo del sol reflejado en el mar, la emoción que sientes es indescriptible.

Ya te he explicado mi historia. Sentía la necesidad de hacerlo porque solo habiéndola vivido me puedo sentir con el derecho a hablarte de esto de la resignación en el trabajo y sobretodo del otro polo del imán: la reasignación !!

Espero que no te sientas como me sentí yo o como se sienten tantas personas desgraciadas, pero si fuera así, te aseguro que hay solución.

Hay dos formas de hacerlo y es sobretodo a través de un cambio de conciencia:

  • Reasignando tu situación en tu trabajo actual hacia un cambio de conciencia sobre tu relación con los demás: compañeros, colaboradores, jefes… Mi consejo es que te digas a ti mismo/a cada mañana antes de empezar la jornada: “hoy voy a disfrutar de mi trabajo y nadie me lo va a impedir”. La gran ventaja es que el dilema se resuelve en tu interior, en tu mente. Solo depende de ti y de nadie más.
  • Reasignando tu situación hacia un nuevo trabajo o profesión. Aquella que realmente te llena y te motiva. Es lo que llamo el trabajo de tus sueños. Para ello, tendrás que empezar a prepararte no solo mentalmente sino potenciando las competencias que necesitas para llevarlo a cabo.

Para acabar, te propongo que te hagas las siguientes preguntas que te pueden ayudar a tomar la decisión que más te haga vibrar:

  • ¿Cuántos años de vida laboral te quedan en condiciones normales? Cuando me hice esta pregunta y la respuesta fue “más de 30 años”, la siguiente cayó por su propio peso: ¿Podré aguantar todo este tiempo en este tipo de trabajo?
  • ¿Quién tiene más que perder? ¿Yo o toda esta gente que veo en las noticias cada día intentando atravesar países a pie o enlatados en autobuses con toda la familia a cuestas por un futuro digno? Eso sí que es un drama…

Entrevista a Jaume Gurt – CEO de Infojobs

Jaume Gurt es de aquellas personas que saben poner en práctica como pocas la esencia de lo que conocemos como Inteligencia Emocional: el equilibrio perfecto entre actuar con cabeza y corazón, entre lograr resultados en el trabajo y disfrutar del camino al mismo tiempo.

Tuve la oportunidad de comprobarlo en la entrevista que me concedió el pasado mes de agosto y que tengo el placer de compartir contigo en este post.

Con su habitual tranquilidad y clarividencia, Jaume nos ofrece una serie de buenos consejos sobretodo para jóvenes que buscan su primer trabajo y para aquellas personas que rondan los 50 y llevan tiempo en el desempleo. Son recomendaciones válidas también para cualquier profesional que quiera encontrar el trabajo más deseado. aquel en el que pueda realizarse como trabajador y persona al mismo tiempo.

También comparte con nosotros la esencia de su filosofía de trabajo, lo que le ha llevado a convertir Infojobs en el primer portal de empleo en España rodeado de un gran equipo humano al que se nota que cuida y motiva. Sabe que es el mejor camino para lograr los objetivos y resultados que se propone la compañía porque así lo pone en práctica con gran éxito desde que asumió las funciones de director comercial en 2002.

Para aquellas personas que promovemos de forma incansable una forma de hacer negocios y dirigir equipos basado en la ética, los valores y la inteligencia emocional, escuchar a Jaume Gurt es todo un regalo. Es uno de los claros ejemplos de que la Dirección por Valores es un modelo que funciona y genera resultados dando protagonismo al capital humano. En la entrevista nos explica cómo ponen en práctica los valores en el día a día con la participación activa de todos. Que gustazo!

Por problemas técnicos del directo, los últimos minutos de la entrevista no quedaron registrados. En este tiempo hablamos de lo siguiente:

  • La importancia de desarrollar una actividad profesional que sea difícilmente sustituible por una máquina, ya que en un futuro próximo miles de empleos dejarán de estar en manos humanas para ser automatizados o eliminados. Es un futuro que ya está aquí. Solo hay que ver algunas gasolineras y cajas de grandes superficies automatizadas, sin personal.
  • La necesidad de cuidar la marca personal en las redes sociales como garantía de nuestra integridad y reputación profesional. Eso sí, sin olvidar que seguimos siendo humanos y por tanto no hay que descuidar el trato personal como el que ponemos en práctica en una entrevista de trabajo.

Te invito a seguir las reflexiones de Jaume Gurt en su blog, un espacio cercano, genuino y diferente: www.unceosincorbata.com

En definitiva, es fácil entender porqué Infojobs es una de las empresas más deseadas para trabajar. Entonces, como todos no cabemos en Infojobs, ¿qué te parece si empezamos a aplicar su filosofía allá donde estemos? Cada organización, cada empresario, cada directivo, cada empleado que crea en esta forma de trabajar y la ponga en práctica estará contribuyendo a que el día de mañana nosotros y nuestros hijos tengamos más oportunidades de disfrutar de un trabajo apasionante, ¿cierto?

 

Ver entrevista

  0’59″ min.: ¿Qué le dirías a un/a empresario/a que ve difícil aplicar tu filosofía de disfrutar, ser feliz y tener éxito en el trabajo?
  4’02″ min.: ¿Es posible aplicar esta filosofía de trabajo en un solo departamento?
11’07″ min.: Consejos para un joven que busca su primer empleo.
15’03″ min.: Consejos para una persona de 50 años en paro de larga duración.

La pócima del Liderazgo Auténtico

La forma más completa y práctica que conozco de abordar el liderazgo personal para transformarte en un auténtico/a líder de equipos y entrar en el club exclusivo de los directivos que marcan la diferencia es a través de la Fórmula Co3.

He dedicado tiempo a buscar la combinación ideal de disciplinas que cualquier persona debería trabajar si quiere gestionar equipos de forma eficaz y sin tener que dejarse la piel ni sufrir un estrés que haga injustificable esta noble tarea de dirigir personas. Si lo sabemos llevar de forma óptima lo considero el mejor de los regalos. Porque ver crecer a los que están a tu alrededor, construir con ellos relaciones basadas en la confianza, ayudarles en su camino de crecimiento profesional, a la vez que ellos te ayudan a desarrollar mejor tu labor, para mí no tiene precio.

Y los dos primeros ingredientes que se necesita para triunfar en el liderazgo de equipos son la pasión y la ilusión.

El éxito del liderazgo empieza por inyectar grandes dosis de pasión e ilusión en lo que uno hace. Clic para tuitear

Pasión por amar lo que uno hace, pues de lo contrario difícilmente podrá destacar en su cometido. Esto es aplicable para ser un buen líder y para cualquier cosa que nos propongamos en la vida. O sea, te lo propongo como un “mandato universal”.

Ilusión basada en el propósito de hacer el bien y contribuir al desarrollo de un mundo empresarial más consciente y próspero para todos, y subrayo lo de “para todos”, porque si es solo para unos pocos, no me vale. Ilusión para disfrutar del camino, con buenas dosis de alegría y diversión para que no sintamos la necesidad de separar en nuestra mente dos mundos que están condenados a entenderse: nuestra vida personal (tiempo de ocio, familia…) y nuestra vida profesional. ¿Por qué no disfrutar de ambas por igual? Conseguirlo nos acerca al ideal de bienestar y vida en plenitud, ¿no crees?

Pasión, ilusión y éxito by David Quesada

¿En qué consiste la fórmula Co3?

La fórmula Co3 del liderazgo auténtico se asienta en tres pilares o áreas de trabajo fundamentales:

  • Conocerse
    Es el punto de partida necesario. Se trata de un trabajo interior para tomar conciencia de nuestras fortalezas, nuestros miedos y barreras mentales y los puntos a mejorar. Conocerlos nos ayudará a entender mejor nuestra relación con los demás, y por tanto nos permitirá gestionar mejor las diferencias personales y las situaciones conflictivas. Lo conseguiremos trabajando herramientas que nos ofrecen disciplinas como la Inteligencia Emocional, el Coaching, la PNL o la Dirección por Valores.
  • Comunicar
    Si queremos que los demás puedan entender los objetivos comunes que buscamos, los hagan suyos, se unan a la causa y se sientan parte importante del grupo, tendremos que ser capaces de comunicar de forma asertiva y auténtica. Esto requiere mucha práctica y sobretodo superar las autolimitaciones que nos solemos imponer a la hora de hablar en público y realizar presentaciones a grupos.
  • Cohesionar
    Todo líder necesita de su tribu de seguidores. Sin el grupo, el líder pierde su razón de ser. Cuando lo trasladamos al mundo de la empresa, el líder necesita que su equipo trabaje con motivación, entusiasmo, confianza y bien alineado en el camino para lograr los objetivos comunes. Esto es la cohesión. En definitiva, que todos tiren del carro por igual, se ayuden unos a otros y no lo dejen todo en manos del responsable a la espera de instrucciones.

Fórmula Co3 del liderazgo by David Quesada

Trabajar estas tres áreas nos dará las herramientas para lograr el éxito con nuestros equipos. Te propongo el siguiente ejercicio:

Valora del 0 al 10 cuál es el nivel que percibes en cuanto a tu capacidad para desenvolverte en cada una de estas tres áreas. Después empieza por aquella en la que te hayas puntuado más bajo y establece las acciones concretas que llevarás a cabo desde hoy para mejorar tu nivel de capacitación.  A por ello !!

Liderazgo sin estrés

Liderazgo sin estrés, ¿es posible? Por supuesto!!

Solemos asociar rápidamente el trabajo de un directivo con el estrés laboral. Parece que sean conceptos que van siempre de la mano pero no tiene porqué ser así.

Te explicaré una forma de reducirlo drásticamente con un ejemplo. Supongamos dos responsables (por decirlo de alguna forma) con estilos de dirección antagónicos, totalmente opuestos:

  • El jefe controlador: es aquel que prefiere hacer él el trabajo que no confía en las capacidades de su equipo. Por eso prefiere hacer él directamente todo lo relacionado con sus funciones. No transmite conocimiento y cuando se atreve a traspasar alguna tarea, hace un seguimiento agobiante. ¿Menuda papeleta para los miembros del equipo, verdad? ¿Cómo te los imaginas? Seguramente su nivel de motivación brillará por ausencia, y el estrés se extenderá en todo el departamento como una epidemia.
  •  El jefe pasota: es aquel que tiene gran facilidad en desviar balones hacia el resto del equipo, que practica la ley del mínimo esfuerzo en el día a día, que está más preocupado de las relaciones sociales y de quedar bien con sus superiores que de la función ejecutiva coordinada con el equipo. Es el que se suele colgar las medallas de los éxitos y busca culpables cuando las cosas no salen bien. Pues vaya! Vamos de Guatemala a “Guatepeor”! Otro equipo que sufre! Podemos pensar que aquí el jefe trabaja con poco estrés, pero en este caso pienso que el mantener en el tiempo una forma de trabajar poco profesional le acabará pasando factura y al final será el propio equipo quien le traslade la presión y se acabe sublevando.

Un verdadero líder que fomenta el trabajo en equipo y busca la cohesión, es un profesional que desarrolla la función ejecutiva con inteligencia emocional y racional a la vez. Está claro que en ninguno de los perfiles anteriores encontramos esta habilidad. Sabemos que los extremos suelen ser nocivos y siempre digo que en el punto medio suele estar el equilibrio ideal.

#Liderazgo = gestión de #emociones. Cuida de tu equipo con #InteligenciaEmocional Clic para tuitear

Entonces, ¿cómo puede reducir el directivo su nivel de estrés? Pues la respuesta es fácil: mejorando su capacidad de delegar. Es el líder “Delegator” !! Los beneficios de practicar esta competencia profesional son múltiples. Te cuento algunos:

  • Los miembros del equipo se sienten más implicados y motivados al asumir nuevas responsabilidades, siempre que la carga de trabajo esté bien repartida, claro.
  • Mejora el nivel de confianza del directivo hacia el equipo y viceversa.
  • Mejora la productividad del directivo al liberarse de una parte de tiempo que puede dedicar a otras funciones que aportan más valor.
  • Se produce una transmisión de conocimientos hacia los colaboradores, mejorando su capacitación profesional.
  • Resulta mucho más fácil afrontar momentos de dificultad, pues todos están dispuestos a arrimar el hombro por igual.

¿Qué te parece? Ya no hay excusas, verdad? Eso sí, tenemos que contar con un buen equipo para poder delegar sin morir en el intento. También es responsabilidad del directivo, crearlo y formarlo.

 

Liderazgo sin estrés by David Quesada

 

Para delegar con éxito, aquí te dejo algunos consejos prácticos:

  1. Dedica tiempo a explicar bien la tarea que delegas. Resuelve las dudas que surjan y acompaña al colaborador en los primeros pasos si se trata de una función de envergadura. Será el tiempo mejor invertido.
  2. Supervisa la tarea de forma natural, sin exceso de control. Por ejemplo, puedes anotarlo en tu lista de tareas delegadas y periódicamente preguntar al colaborador cómo va, dejando que él/ella se explique y plantee los obstáculos que surjan. Dale espacio también para que aporte ideas y propuestas de mejora.
  3. Responsabilízate del resultado, sobretodo cuando surgen problemas. Abórdalos conjuntamente con el colaborador y reflexiona sobre en qué has fallado tú en el proceso de delegación. Ayúdale a que aprenda de los errores.
  4. Reconoce y celebra el éxito del colaborador cuando desarrolla la tarea. A todos nos gusta el reconocimiento al trabajo bien hecho!

Si te ha gustado este artículo, te recomiendo también:

Liderazgo Magnético: por qué tienes el equipo que tienes
Cómo generar compromiso en tu equipo (4 herramientas)

¿Buscas un sistema infalible para disfrutar liderando a tu equipo con el mínimo estrés? El Programa Lidertivo es la solución. Haz click aquí para mas información.

 

Inteligencia Emocional a través de los valores

Vivimos en un mundo en el que todo va muy deprisa. Queremos resultados rápidos, soluciones urgentes y a ser posible con el mínimo esfuerzo. Pedimos la píldora mágica que nos proporcione el bienestar inmediato y permanente, nuestro “happyprofeno” que lo arregle todo al instante.

Pues siento decir que las cosas no funciona así. El éxito inmediato y sin esfuerzo suele ser efímero y no lo valoramos. Carece de consistencia, de fuertes raíces que lo permitan sostener en el tiempo… Ups! Ya dije la palabra mágica… TIEMPO! Esta palabra es la esencia de todas nuestras preocupaciones. Es el bien más preciado, infinitamente más que el dinero y la riqueza material. Un concepto que hemos inventado para intentar entender que poco a poco vamos envejeciendo y nuestras capacidades físicas y mentales se van deteriorando. Hasta el punto que podemos llegar a perder la memoria, la conexión con la realidad, e incluso iniciar un proceso de regresión cuando por ejemplo una persona anciana llega a llamar a su nieta “mamá” cuando se ocupa de ella. Esto yo lo he vivido.

Por eso queremos conseguirlo todo cuanto antes mejor, cueste lo que cueste. Por si se nos acaba EL TIEMPO antes de hora… Ufff! Qué sufrimiento! Esta mentalidad para mí es como llevar al extremo lo de “vivir la vida intensamente”. Lo acabamos convirtiendo en “vivir la vida precipitadamente”.

El tiempo es el origen de nuestras preocupaciones pero también contiene la solución, si lo queremos ver de otra forma. En las líneas anteriores te lo anticipaba cuando digo “…poco a poco…”

¿Por qué no aceptar que las enfermedades llegan cuando tienen que llegar (si lo hacen), que la salud mermará cuando tenga que mermar y que nos iremos de este mundo más tarde o más temprano, simplemente cuando nos toque?

¿Y si mientras tanto vivimos la vida de forma sosegada y reflexiva? En una palabra… CONSCIENTE!! Entonces podremos tomar buenas decisiones, disfrutar de los pequeños momentos y en definitiva construir en común el bienestar próspero que todos deseamos. Es la más fiel puesta en práctica del concepto de inteligencia emocional del que tanto se habla y que a veces poco se conoce o no se aplica.

Todo esto me lleva a proponerte dos ingredientes para vivir la vida de forma consciente y preparándola para el verdadero éxito, el que se saborea de verdad. Son los valores de la perseverancia y la paciencia. En el siguiente vídeo te explico las claves para aplicar cada uno de ellos de forma óptima en el logro de tus objetivos. En el ámbito laboral, son valores que conviene tener también muy presentes si queremos ejercer con éxito el liderazgo, la motivación y el trabajo en equipo de cualquier proyecto en el que participemos.

Espero que te sea útil!

Me voy pitando que no me queda más tiempo… je, je.

Puedes encontrar más contenidos como este en mi plataforma de formación online y en el nuevo vídeo-curso que ya tienes a tu disposición también en una versión gratuita: Conocerse – Inteligencia Emocional y más.